Probando Hulu

Hulu

Una de las cosas que he podido hacer en los Estados Unidos estos días es probar algunos de esos servicios con limitación geográfica. A uno a los que tenía «más ganas» era sin duda a Hulu, el «anti Youtube» desarrollado por importantes actores de la industria de la televisión norteamericana (la NBC y News Corp).

Tras probarlo, algunos aspectos de Hulu sobre los creo que merece la pena detenerse son:

  • La experiencia de usuario es bastante buena. La calidad de vídeo de Hulu es superior a la media sin llegar a alta definición. Además el sistema de comentarios y vídeos relacionados funciona razonablemente, además de los consabidos «top» (más vistos, más votados, etc..) Un sitio para ver vídeo bastante decente.
  • Bastante publicidad en Hulu. Por un lado apuesta por el pre-roll, en oposición a la apuesta de Youtube para los vídeos generados por usuarios. Además también interrumpen la visualización del vídeo durante su emisión y en las transiciones (acabas de ver un vídeo, estás en la pantalla eligiendo el siguiente) también dejan un pequeño hueco para un vídeo con anuncios.
  • Por último, lo ya sabido, el contenido es de primera calidad. Series y programas de éxito en televisión, que no sólo se replican en Hulu, sino que extienden la experiencia con contenido exclusivo para la web.

Un sitio para ver vídeos cerrado en el que las productoras controlan en todo momento qué se emite, cómo se emite y quién y cuando puede verlo. ¿Ventajas? Garantizar la calidad del contenido, además de no necesitar un intermediario como en el caso de la música (con Goole y Youtube como primer candidato, Apple como segunda alternativa y otros muchos pretendientes). Hulu queda limitado en muchos aspectos que han hecho explotar al vídeo online (lo viral, ser enviado en plan mira este vídeo, predisposición a embeberlo, el protagonismo del usuario a la hora de decidir qué aparece en el sitio), pero gana un perfil mucho más atractivo para una experiencia del tipo «voy a abrirlo a ver qué tienen«, similar al uso que se hace muchas veces de la televisión.

¿Seducirá Hulu al aficionado a descargar series por bittorrent? Dependen de cuanto abusen de la publicidad como interrupción. Si algo demostraron los sitios que se basaban en Stage6 es que los usuarios agradecen una experiencia mejor (voy y le doy al play en lugar de buscar torrent, buscar subtítulos, esperar y que luego todo vaya bien). Hay que añadir una limitación que internet convirtió en obsoleta hace mucho: que los contenidos sean disfrutados fuera de Estados Unidos meses más tarde de su estreno. El éxito de también supondría que se despeja la incógnita, las grandes productoras no van a permitir que los usuarios decidan donde y cuando subir sus contenidos, su plan sigue siendo mantener un control férreo de esto. Esto, que suele señalar Dec, supondría una división del mercado que les permititía quedarse con las grandes audiencias y dejar la «larga cola» a los Youtube y compañía.

En todo caso, un ojo a Hulu, a pesar de estos últimos puntos oscuros, mi impresión es que la industria de los contenidos (al menos la americana) ha evolucionado desde la época Napster y que esta vez no van a esperar tantos años para reaccionar y descubrir que se quedan fuera de sitio.

Artículos relacionados:

Los comentarios están cerrados.