Privacidad en Facebook y redes sociales

Me envía Juan Pablo Urfeig de la Revista Caras y Caretas una serie de preguntas sobre privacidad en Facebook que aprovecho para recopilar algunos de los temas que hemos tocado por aquí sobre el tema.

Cada vez hay más actividades online que requieren más información personal. ¿Crees que redes como Faceboobk pueden generar algún riesgo para la privacidad de los usuarios?

Antes de nada hay que plantearse como entendemos la privacidad, si como un derecho o como una obligación. Desde mi punto de vista, lo razonable es la primera acepción: estoy en mi derecho de salvaguardar mi información personal, pero también tengo el derecho de proclamarla y hacerla público: mis gustos, mis opciones políticas, religiosas, sexuales…

Partiendo de ahí, el análisis de la privacidad en Facebook o en otras redes sociales debe partir de la pregunta ¿me permite controlar mi información personal, quién puede acceder a ella, cuando y donde se publica? Las redes sociales como Facebook están cada vez más ofreciendo herramientas para ello, aunque hayan hecho movimientos censurables y desastrosos como Facebook Beacon.

Que los anunciantes conozcan los gustos de los consumidores, ¿es un beneficio o un riesgo?

De nuevo tenemos que partir de si hay consentimiento previo. Debe ser el consumidor quien decida qué se puede saber, quien puede saberlo y hasta cuando.

Respondiendo a la pregunta, todo apunta a que la publicidad camina hacia la información, hasta llegar al punto de que la publicidad perfectamente segmentada es información, lo cual no deja de ser tanto un beneficio (me ofrecerán productos y servicios que me interesarán, no me interrumpirán con cosas que no me interesan), también puede ser un riesgo, hay que dibujar un límite sobre que datos se pueden recoger para esto (Publicidad personalizada y datos especialmente protegidos por la LOPD) y tener cuidado con escenarios en los que se nos obligue a sacrificar la privacidad de forma indirecta.

Seguir leyendo

¿Hay una verdadera conciencia de los usuarios acerca del cuidado de la privacidad cuando introducen nombre, teléfono, fotos o información sobre gustos en estas redes?

Creo que la percepción de la privacidad está cambiando y mucho. Para mí es una de las grandes incógnitas del año: asistimos a como nuevas generaciones comparten en Facebook, Tuenti y otras redes sociales un montón de información personal, hasta su localización en cada momento; por otro cada vez hay más movimientos y corrientes de opinión alertando sobre el asunto. En todo caso, hablando de usuarios adultos, creo que debemos asumir que la privacidad es un derecho y no una obligación.

¿Existe una suerte de “extorsión” por parte de las empresas cuando ofrecen promociones, descuentos, servicios u otra clase de beneficio a cambio de información personal?

Creo que es lícito que se ofrezcan servicios personalizados y estos pasan por conocer mejor al usuario, siempre que este consienta y pueda rectificar y eliminar esos datos. A mi me gusta que Amazon me recomiende libros en función de mi histórico y que Last.fm cada vez afina más en la radio que me ofrece.

Ahora bien, creo que como sociedad deberíamos reflexionar acerca de posibles escenarios: pensemos en el tema de añadir un sistema GPS a un coche para registrar viajes, velocidad y kilómetros recorridos a cambio de un descuento en el seguro. A donde no deberíamos llegar es a que no sea posible contratar un seguro para el coche sin tener que usarlo, ya sea porque las compañías no lo ofrezcan o porque sea tan caro que resulte inaccesible.