Por qué creé PGP

Phil Zimmerman en 1991, actualizado en 1999

Es personal. Es privado. Y no es asunto de nadie, sino sólo tuyo. Puedes estar planeando una campaña política, discutiendo tus impuestos o teniendo un romance secreto. O se puede estar comunicando con un disidente político en un país represivo. Sea lo que sea, no deseas que tu correo electrónico privado o los documentos confidenciales sean leídos por nadie más. No hay nada de malo en hacer valer tu privacidad.

3 comentarios en “Por qué creé PGP

  1. ¿?¿?¿?¿?

    Entiendo el momento, entiendo la razón, pero… ¿y? ¿Plantar la semilla de la curiosidad, tal vez, y que los lectores busquen al respecto? ¿Reflexión sin más?

    De hecho, ¿por qué no DNIe?, ¿certificados digitales? La base es la misma. La única diferencia es la oscuridad de comprobación de identidades en PGP.

    Cuando a la gente le interesa lo que pone ahí, ya busca opciones para ello, como hicimos muchos en su momento.

    A la gente no le interesa lo que pone ahí, ni siquiera ahora. He mantenido más discusiones de besugo ahora que nunca sobre la seguridad.

    Me preocupa más el germen de nuevas aplicaciones por la privacidad que, como algunos medios apuntan, incluso desde el desconocimiento, son de dudosa confianza. Más cuando la confianza en la seguridad está totalmente mermada, pero, aun así, más se confía en lo dudoso por el miedo a la inseguridad.

      1. Yo no creo que haya faltado el respeto a nadie, así que tu respuesta está bastante fuera de lugar.

        Mi comentario a esta entrada podrá parecerte críptico, pero, sencillamente, porque la entrada me parece vacía.

        Citar a Phil Zimmerman por PGP, hoy, ahora, sin más, incluso, como decía, entendiendo el momento y la razón, la encuentro vacía, sin motivo. Sólo una simple cita, con mucho significado, pero una cita, por muy válida que sea hoy, ayer y siempre.

        No le veo el sentido a la entrada, así, tal cual, sin más, nada más.

        No te ofendas, Antonio, es lo que me parece. Una opinión.

Los comentarios están cerrados.