Las películas Blu-Ray también son más baratas en Amazon

Orfanato blu-ray

Sale más barato comprar películas Blu-Ray en Amazon y traerlas de Estados Unidos que comprarlas en España, como ejemplifica este post del indignado Alexliam. Su comparación de los precios de «El Orfanato» en una tienda online local (32 euros, anoche me fije en el precio en una tienda física y era de 30 euros) y en Amazon (25 dólares, que al cambio son 15.8 euros a día de hoy) no admite duda: las películas Blu-Ray también son más baratas en Amazon o en cualquier otra tienda online norteamericana que en los proveedores españoles.

El tema de que comprar libros en Amazon a veces sea más barato que en Casadelibro venía justificado por la ley del libro española, que prohíbe las rebajas más allá del 5% en los mismos, pero con las películas Blu-Ray asistimos a un escenario nuevo por estas latitudes: un escenario inflacionista, con el euro muy fuerte y unos precios mucho más competitivos en el país con las mejores tiendas online del planeta. Claro que teóricamente están las aduanas para gravar este tipo de compras y que Amazon no vende algunos productos al extranjero, pero para eso también se han planteado soluciones.

Una de ellas es el uso de servicios proveedores de una dirección «PO Box» (post office box) en Estados Unidos que ellos gestionan, es a la que Amazon envía el producto. Luego te lo envían a España, cobrándote los gastos de envío adicionales. Todavía no he probado ninguno, por lo que no me atrevo a facilitar nombres por aquello de que «no nos vaya a salir rana».

Una cosa a tener en cuenta con la compra de películas Blu-Ray es que pueden con «zona geográfica» (limitación añadida a propósito para evitar este tipo de competencia), pero en el caso de «El orfanato» no ha sido así («All Regions»). También tenemos el tema del doblaje, pero si prefieres la versión original, comprar en Estados Unidos no te causará problemas porque suelen respetarla.

El ejemplo de las películas Blu-Ray también más baratas en Amazon es una piedra de toque de como el comercio electrónico presiona para reconfigurar, a pesar de leyes y aduanas, los límites de los mercados donde se competía hasta ahora: no sólo ya comercio online y offline, sino también las tiendas web de fuera de nuestras fronteras.

Los comentarios están cerrados.