Nuevo iPad, revoluciones y mejoras incrementales

nuevo iPad

Las presentaciones de Apple tienen que competir, sobre todo, con las expectativas creadas por medios, bloggers, analistas y seguidores de la marca. El histórico tampoco les ayuda y la transición tras el fin de la era Jobs, tampoco. El caso es que ayer anunciaron el nuevo iPad y las sensaciones son similares a las producidas tras la presentación del iPhone 4s: perseveran en un concepto que funciona bien y añaden mejoras hardware. En este caso, centradas en la cámara, en una pantalla impresionantes y en la mejora de la conectividad añadiendo LTE.

Para muchos esto significa «nada nuevo bajo el sol» y decepción respecto a la keynote. Es una cuestión de expectativas, en mi caso era por donde esperaba que salieran, no es razonable esperar que revolucionen un sector cada año, repitiendo los casos de iPhone y iPad. Incluso en el círculo virtuoso de producto en que se encuentra Apple, lo razonable es que se enfoquen en mejoras incrementales en una categoría cuyo mercado prácticamente han creado ellos y que tiene visos de crecer de forma espectacular los próximos años.

Las noticias respecto a Apple no están en sus productos

Todo este desfase entre expectativas y producto presentado además creo que ayuda a restar visibilidad a lo que realmente está consiguiendo Apple: abandonar la gama alta para ocupar un espacio más amplio en el mercado. Antes de iPhone 4s apostábamos a que sacarían un terminal de entrada, cosa que no hicieron… pero sí que recolocaron modelos anteriores a precios de gama media. Con el nuevo iPad y iPad 2 se repite el patrón, bajan el modelo anterior a competir en precio y el nuevo se sitúa en la gama en la que están la mayoría de los nuevos tablets.

La noticia está, sobre todo, en que Apple está consiguiendo ser la compañía de electrónica de consumo más eficiente en la gestión de la producción y comercialización y eso se nota tanto en los beneficios como en su capacidad de ajustar precios que aprietan mucho a la competencia. Esto no se ve en los megapíxeles de la cámara ni en la RAM del tablet, pero es probablemente lo que más les va ayudar a que su estrategia de eficiencia incremental les mantenga en el liderato de la electrónica de consumo.

Sin grandes noticias en el salón… o no

Ayer también fue la presentación del nuevo Apple TV, que se pone al día con soporte de 1080p. Nunca ha sido un producto que me haya interesado demasiado, de hecho con él Apple sigue teniendo un perfil bajo en el salón de casa, donde las teles y las consolas siguen siendo notablemente más protagonistas. No dejan de tener sus armas, sin embargo, Airplay supone un «lockin» del usuario en sus productos y en muchos salones iPad empieza a tener un lugar preferente.

Nuevo iPad

En todo caso, Apple pone el listón muy alto para la competencia en tablets este año, pero ni mucho menos imposible. De hecho desde iPad 2 hay pocas razones para actualizarse y hay una ventana de oportunidad para competir en serio con él. Algunos productos que estaban a buen nivel necesitarán ajustar precio (mi tablet Sony por ejemplo) y otros pueden tener posibilidades, como el nuevo Galaxy Note o los futuros tablets con Windows 8.

Los comentarios están cerrados.