Nokia compra Loudeye

Nokia ha comprado LoudEye, una compañía que lleva años (ya hablamos de ella hace tres en «Vendiendo música por el móvil«) ofreciendo su tecnología para la compra de canciones deste el teléfono móvil. No ha arrasado precisamente en el mercado y por eso no ha resultado demasiado cara para la multinacional finlandesa, apenas 60 millones de dólares (vía BetaNews).

Desde años se lleva suponiendo que si la gente compra canciones que luego se lleva a su reproductor portátil, el poder vender canciones a través de ese mismo dispositivo será un negocio redondo. Captaría las compras impulsivas y ahorraría al usuario de tener que «resincronizar» ordenador y reproductor portátil. Aunque esto todavía no tiene visos de hacerse realidad.

La compra indica que Nokia quiere entrar en el negocio de venta de contenidos, algo que no deja de resultar sorprendente. Parte con el hándicap de que, a pesar de que muchos de sus teléfonos están diseñados para también reproducir música, las operadoras controlan que viene instalado en los terminales que venden (no en los terminales libres, claro), lo que condicionaría la ventaja de Nokia que sería la de preinstalar un cliente de la tienda basada en LoudEye en sus propios teléfonos. Las operadoras tienen sus propias ideas sobre dónde y cómo deberían los usuarios comprar las canciones desde su teléfono móvil, que suele ser de que hay que comprárselas a ellas.

Siendo un movimiento novedoso éste de la compra de LoudEye sí que encaja en su lucha por librarse de las operadoras, caracterizada por la puesta en el mercado de teléfonos con Wi-Fi e incluso de algún dispositivo (Nokia 770) que ya no son celulares.

También lo comenta Celularis.