Nintendo 3ds, confiados en el salón, innovadores en la portátil

Nintendo 3DS

Donde Microsoft ha sido agresivo con Kinect, Nintendo ha sido conservador. En la consola para el salón de casa han apostado por una política de mantener la propuesta actual en cuanto a hardware y apostar por renovar su oferta en portátil con Nintendo 3DS, la primera consola «3D» que además se postula como capaz de hacer «fotos tridimensionales».

Y a priori esto podría leerse como un movimiento arriesgado, con los móviles cada vez captando más porcentaje del mercado de los videojuegos portátil y con nuevas plataformas como los tablets que también tendrán su cuota. ¿Merece la pena invertir ahí más que en el salón, donde además hay más negocio en productos y servicios? Si no fuese porque quienes han compartido el primer contacto con la Nintendo 3DS hablan auténticas maravillas de ella, uno compraría este argumento directamente. La mayoría de los potenciales compradores de la nueva consola de Nintendo van a tener un móvil capaz de mover muy buenos juegos, la apuesta en este caso apunta a a abrir un mercado como el del iPad, no sustituir a ningún otro dispositivo, sino ocupar un espacio en el tiempo de consumo de los usuarios en base a ofrecer una gran experiencia de usuario. Todavía queda para ver en el mercado a la Nintendo 3DS – se habla de principios del año que viene – pero sin duda merecerá la pena echar un vistazo a esta nueva apuesta arriesgada de Nintendo. La última – Wii – les salió francamente bien.

Los comentarios están cerrados.