La neutralidad de la red, derrota en el Congreso

En realidad la noticia publicada por News.com no hace sino confirmar que lo se cuece en Estados Unidos supone un peligro grave para Internet tal y como hoy la conocemos.

Se trata del proyecto de ley texto aprobado por el comité responsable de la legislación de las telecomunicaciones y que ha pasado de afirmar en Noviembre que

los proveedores de banda ancha no podrán bloquear, deteriorar o interferir sin razón el acceso a internet

a su versión final en el que no hace defensa alguna de la neutralidad de la red y apenas deja un resquicio a la esperanza dejando que la Federal Communications Commission establezca las reglas. No es una victoria definitiva de las grandes telecos estadounidenses, pero si una batalla ganada, máxime cuando en la FCC hay muchas simpatías hacia la ruptura de la neutralidad de la red (véase networkingpipeline).

Estamos ante un debate crucial para el futuro de Internet, el de mantener la neutralidad de la red. Suscitado por el interés de los proveedores de banda ancha de dar un tratamiento preferencial a cierto tráfico (aquél procedente de quien les pagase), derivaría en una internet de primera para los poderosos (entre ellos, los servicios de las propias empresas de telefonía y cable que ven pingües beneficios en el vídeo por internet) y una de segunda o tercera para el resto. Si se acaba con la neutralidad de la red, acceder a un blog iraquí será mucho más difícil que hacerlo a un gran periódico que pague la factura; comprar música en una tienda indie de bajo presupuesto siempre estará detrás en el tráfico que hacerlo en una poderosa megastore. Control y censura en manos de un grupo de empresas ciegas de codicia. A todo esto hay que sumarle el cinismo de unas empresas que ya cobran el acceso a internet a los usuarios finales.

Por mucho que se trate de Estados Unidos, el peso de lo que allí se decida sobre la red de redes es indiscutible, tanto por el precedente que sienta una norma establecida en el país que creó y, hasta cierto punto controla, la red, como por el hecho de que las grandes compañías de internet son yanquis. De hecho, por una vez tanto asociaciones de usuarios como estas grandes compañías de internet (eBay, Google, Microsoft, Skype) se han unido para hacer presión en contra de la ruptura de la neutralidad de la red

Los comentarios están cerrados.