Netflix ya no necesita ayuda: cierra su API pública a desarrolladores

House of cards

Netflix, que lleva años pasando por ser una de las compañías más innovadoras en varias facetas, incluida la de ofrecer un API pública a terceros, anuncia el cierre de esta a nuevos desarrolladores.

Al menos han tenido el detalle de mantener el uso a los actuales terceros que han construido sobre el API, pero el anuncio es claro: no quieren a más terceros accediendo a las funcionalidades de su plataforma y ofreciendo servicios al usuario final.

Con esta noticia volvemos al debate de Api cerrada o api abierta y de cómo en diferentes etapas de una compañía le beneficia un modelo u otro. Al igual que a Twitter, en la etapa de crecimiento inicial el tener a muchos desarrolladores construyendo sobre la plataforma ha permitido a Netflix llegar a muchos más usuario y «externalizar parte de la innovación».

Cuando el negocio está maduro y tienen el modelo claro, tanto Twitter como Netflix han preferido tener mucho más control de quién hace qué y cómo se lo ofrece al usuario final.

Para los terceros que construyen sobre una plataforma que no es propia, no me canso de enlazar este artículo de 2007. Esta vez Netflix ha tenido el detalle de no cortar el grifo a los que ya habían invertido tiempo y dinero utilizando su Api (en esto son más elegantes que Twitter), pero la pregunta sigue siendo la misma ¿cuánto de valor obtengo frente al riesgo que corro dependiendo de quien me ofrece el Api mientras su modelo y negocio no estén claros?

Un comentario en “Netflix ya no necesita ayuda: cierra su API pública a desarrolladores

  1. Twitter me va a hacer polvo cuando cierre TweetDeck en mayo. Lo uso en el escritorio y en el móvil. Y eso que, como Twitter lo compró hace tiempo, pensaba que se salvaría de la quema, ya que es un «segundo cliente oficial»…

    Al final lograrán que tenga una experiencia insatisfactoria y que use menos esa red social. Como dicen en ALT1040: Twitter, escupir hacia arriba es peligroso.

Los comentarios están cerrados.