Móviles de gama media con «funcionalidades de smartphones»

Lg Mini

En los últimos meses hemos visto varios lanzamientos de teléfonos de gama media con pretensiones de conquistar un público objetivo que – se intuye – no quiere pagar el alto precio de la gama alta (ni aún subvencionados por la operadora) pero sí que desea un terminal con una buena experiencia de internet y con aplicaciones. Se trata de conquistar a un público más joven a partir del reclamo, sobre todo, de las redes sociales y buscando dar lo que tanto se comenta en las páginas de tecnología (táctil, con aplicaciones, GPS, etc…) a un precio asequible. Algunos de estos terminales los he podido probar en los últimos meses:

  • LG Mini, un muy publicitado terminal de LG móviles, con sistema operativo propio y cuya mayor virtud son el diseño y Air Sync, un sistema de sincronización con el ordenador muy bien planteado. Por lo demás, adolece de escasez de aplicaciones por ser plataforma propietaria (un error seguir apostando por ella de LG en mi opinión, pudiendo integrar Android) y la experiencia táctil y multimedia apenas supera el aprobado.
  • Movistar Ivy. Si Android ha conseguido resucitar a más de un fabricante, para las operadoras es una oportunidad para lanzar sus propuestas «de marca blanca» y eso es Ivy, un teléfono fabricado Huawei que a un precio medio nos trae una experiencia similar a la que ofrecía HTC Magic en los primeros Androids. Un flojo primer intento que puede suponer una desagradable entrada en el universo Android para muchos usuarios.
  • HTC WildFire Smart, que es la propuesta de HTC y su interfaz Sense para hacer «un hermano pequeño» del HTC Desire. El resultado es probablemente el mejor Android de gama media del mercado. Buen diseño, buenas prestaciones y un precio comedido.

Aquí hay actores de siempre que siguen dominando el sector, de hecho Nokia con Symbian son una buena opción para la gama media aunque se empeñan que también sirve para gama alta, y algunos nuevos que sorprenden entrando como Blackberry. El producto no es fácil porque se quiere una buena experiencia de internet y offline también (y es complicado optimizar una experiencia para ambos escenarios), tenemos un público objetivo que se conecta a redes sociales pero a la vez demanda sobre todo mensajería (ya sea vía messenger o SMS) y un hardware que hay que limitar para que no se dispare el precio. Hasta ahora las mejores opciones han sido históricamente Nokia y tras ella Samsung y compañía… LG, HTC y otros como Sony empiezan a crecerse gracias a Android.

Los comentarios están cerrados.