Monarquía y medios sociales

¿Hubiese sido posible hace apenas cinco años esta catarsis de críticas a la monarquía que estamos viviendo desde la polémica del viaje del rey? Al margen de la opinión personal de cada uno sobre la institución, lo pasado estos días creo que no se explica sólo porque ha sucedido en un contexto de crisis económica y ese el aspecto que más me interesa: el hecho de que la existencia de «medios sociales» como blogs o Twitter ha roto el efecto «moderador» que tenían los grandes medios tradicionales (cuando no directamente censor) en la información relativa a la casa real.

Y esto tienen un efecto cascada, dado que el conjunto de informaciones y opiniones que llega a cada ciudadano (no sólo ahora, esto lleva años pasando alrededor de la monarquía pero de un modo incipiente) no son tan neutras / favorables / comedidas hace que aumente la posibilidad de influencia de las crítica y que, por tanto, la corriente de opinión contra la monarquía vaya acumulando el efecto bola de nieve.

Todo esto acompañado de noticias (el safari, Urdangarín, recortes de todo tipo menos en la casa real) propicias para ello, cierto, y también de cada vez más medios y políticos se incorporan a posicionarse de forma crítica, aunque esto último lo veo en parte una consecuencia de que cada vez son más conscientes de que «el control de la agenda de la opinión pública» no pertenece en exclusiva a las portadas de los periódicos. Un ejemplo de ello es el editorial de hace semanas de El País frente al tratamiento del mismo medio a partir del safari en Botsuana, de indicar que el debate sobre la monarquía no es «natural» o acogerlo de pleno en blogs propios y artículos de información y opinión.

Este artículo empieza con una pregunta y termina sin una respuesta contundente a la misma. Mi impresión es que sí, que quien está impulsando la crítica más contundente a la monarquía es la ciudadanía armada de nanomedios personales, y que el efecto en medios tradicionales es una consecuencia de lo mismo. ¿Hubiese sido posible esta catarsis de críticas a la monarquía que estamos viviendo desde la polémica del viaje del rey hace apenas cinco años? Me jugaría mis dos céntimos a que no, que la institución continúa parapetada pensando en los titulares de los periódicos y que la opinión publicada es la opinión pública .

Los comentarios están cerrados.