Miro, nombre de Democracy Player

Miro

Democracy Player pasa a llamarse Miro antes de llegar a la versión «1.0», que se espera para los próximos meses. Con el protagonismo obtenido por Joost, Youtube y otras opciones para el vídeo por internet como Zudeo o BEN ya en el mercado, la interesante filosofía del reproductor ahora llamado Miro había quedado un tanto «tapada» ante el ruido mediático de sus competidores.

Lo más interesante de Miro es que parte de una filosofía descentralizada, no precisa de una plataforma a la que hayan tenido que subir los vídeos, sino que permite suscribirse (es un agregador RSS) a los vídeos estén donde estén alojados y descargarlos en local. También tiene a su favor ser un reproductor neutral, no favorece a ninguna tienda con la que se integre ni apoya ningún DRM. Si a eso le sumamos el soporte de Bittorrent, tenemos una solución magnífica y eficiente para el vídeo en la red.

Los déficits de Miro vienen por las ventajas competitivas que pueden ofrecer otras plataformas. Joost vende inmediatez, lo enciendes y estás viendo vídeos a una calidad aceptable sin tener que esperar a descargarlos. Youtube y sus clones ofrecen ahorro de ancho de banda y hosting a los creadores de videoblogs y Zudeo o BEN tienen un modelo de negocio claro gracias a la venta de contenidos, mientras que Miro es sólo un cliente.

Pero nada de eso quita para que me encante Miro, un software que permite una verdadera televisión a la carta a sus usuarios. Por cierto, me gusta lo del cambio de nombre, cada vez me irrita más el manoseo constante de palabras como «libertad», «democracia» o «solidaridad» y su uso para eslóganes.

Más información en el post de Oscar en Genbeta y, todavía no lo han redirigido, en Get Democracy.

Los comentarios están cerrados.