Mint deja de ser beta

Mint

Mint, una de las estrellas entre las nuevas herramientas de gestión de finanzas personales, salió de beta. Soy un convencido de este tipo de servicios (véase Mint y las finanzas personales) y creo que además esta etapa de crisis supone una oportunidad para los mismos. Entre las novedades que presenta Mint en esta salida en abierto destaca la posibilidad de añadir la información del servicio de broker del usuario para analizar la rentabilidad de las inversiones.

Poder evaluar la propia situación financiera conectándose a nuestros bancos y analizando gastos/ingresos con la máxima automatización. Esa es la apuesta de Mint y de otros servicios de gestión de finanzas personales, como Wesabe o MyStrands, que además se ofrecen (u ofrecerán) gratuitamente con la pretensión de hacer negocio gracias a sistemas de recomendaciones que construirán sobre el enorme repositorio de datos que agregan. Como en otros tanto sectores, los bancos online ven como se van acercando agregadores que ofrecen un valor añadido muy interesante para sus «super usuarios», que no amenazan su negocio pero sí el ser «el interfaz entre el cliente y su situación financiera». Un paranoma realmente interesante.