Microsoft prepara el Windows para supercomputación

MicrosoftLas aplicaciones con necesidades de computación muy elevadas (dinámica molecular y de fluidos, aerodinámica, rendering, física nuclear, …) han ido evolucionando en muchos casos de crearse para los llamados supercomputadores a configuraciones basadas en «clustering» de equipos menos potentes. En el terreno de los supercomputadores, el propio fabricante realiza el sistema operativo, dado que las arquitecturas de este tipo de máquinas es muy diferente al de los ordenadores convencionales; en el caso del trabajo en grupo de decenas de equipos la situación es diferente pasando al concepto de sistema operativo distribuiddo. En este último escenario no estaba hasta ahora el inefable Windows, orientado al ordenador personal o dispositivos más pequeños, pero Microsoft quiere dar un giro en este aspecto y prepara Windows Server HPC Edition, enfocado a los sistema de alto rendimiento y escalado. Con este paso, Microsoft habilitaría soluciones Windows en áreas reservadas hasta ahora sólo a Unix y Linux. Así los requerimientos como los de la arquitectura de Google, de la realización de películas como Shrek2 o de soporte para viajes espaciales también tendrían su alternativa Windows a la tendencia actual que es la adopción de Linux como sistema operativo.

Parece que las intenciones de la empresa de Gates es devolver de alguna manera el golpe a la introducción de Linux en el escritorio. Si bien no se puede hablar de improvisación (Windows Server HPC Edition lleva años derrollándose y Microsoft con Yukon, el nuevo SQL Server, tiene los ojos puestos en los sistemas de alto rendimiento), si que hay un intento de competir con Linux en el terreno que este domina, que no es sino el de los servidores empresariales, como señala Crn. Claro está que para competir, habrá que esperar a observar el rendimiento del producto y sus verdaderas posibilidades frente a los distintos Unix y Linux que llevan mucho tiempo de adelante frente a la compañía de Gates.