Microsoft lo ha conseguido: no hay sistema operativo móvil por el que no se pague licencia

Samsung galaxy S2

Hay un tema sobre el que tenía pendiente volver, la amenaza de las patentes sobre Android desde la óptica de la posición de mercado de Microsoft. Creo que el punto más importante es que han conseguido que el modelo con el que Google puso en marcha Android ya no existe: un sistema operativo en el que no se paga licencia por copia. Los dos grandes fabricantes de terminales Android ya pagan por cada unidad vendida (HTC y Samsung) y está por ver qué sucede con los otros actores importantes, Sony, Motorola (a priori más protegido por patentes propias) y, sobre todo, Amazon.

Que Windows Phone no acabe de despegar en el mercado es mala noticia para Microsoft, pero el escenario no es tan negativo gracias a su trabajo en los despachos de abogados y tribunales. Por un lado porque facturan por las ventas de teléfonos con Android (estimados 444 millones de dólares al año, BI, ampliables según lleguen a nuevos acuerdos), por otro porque de esta forma hacer terminales para su sistema operativo empieza a ser más atractivo, toda vez que lo pueden meter dentro de estas negociaciones (tanto Samsung como HTC son además partners de Microsoft) y con Android se paga licencia en todo caso.

En definitiva, en el mundo móvil Microsoft no consigue tener cuota de mercado y su negocio de momento pasa por convertirse en un troll de las patentes software.

Relacionado: Windows Phone Mango es….

Los comentarios están cerrados.