Menos asimetría de la información y el cerrajero en internet

fontanero

Hace unos días me interesó mucho una pieza sobre «El fin de la asimetría de la información» y cómo los cambios legislativos (uso del cuentakilómetros) y tecnológicos (la solución que lo posibilita, por ejemplo, o el desarrollo de mejor «inteligencia artificial») están impulsándolo.

A la vez el sector de los «marketplaces» de servicios profesionales tipo «el fontanero o cerrajero que necesito en casa» se está calentando con la entrada de Amazon y la plausible de Google.

Llevo usando uno de estos servicios, Etece, y en parte he valorado mucho la disminución de la asimetría de la información con el sistema de reputación: ahora es más fácil saber el histórico del profesional en cuestión y si no lo tiene, sospechar; por otro está el tema del precio, que en Etece es «por subasta»: pongo mi tarea y un precio que estoy dispuesto a pagar por ella, que puede ser igual, mayor o – como suele hacerse – menor que el que sistema apunta como habitual para la tipología de trabajo. Los interesados en hacerlo al precio marcado, se ofrecen y uno elige entre ellos.

Se articule el «marketplace» bajo esa lógica o bajo la del precio fijo por tarea (que es la que menos me gusta, no permite competir a los que todavía no tienen reputación) o precio fijo por ofertante (un fontanero pone su precio y es lo que hay), estas plataformas me interesan mucho en tanto en cuanto introducen una fuerte eficiencia en la economía: en muchos casos el cliente se sentía prisionero al contratar un servicio así, perdido sin garantía de la calidad del proveedor y asumiendo un precio alto por la dificultad de comparar.

Supongo que es inevitable que poco a poco muchos sectores vayan cada vez a este modelo en el que el cliente gana poder en la relación al tener mucha más información y competencia a su alcance. Es probable que los profesionales que antes entren a este modelo tengan mucho que ganar: más trabajo al recoger la demanda que busca en internet y una reputación construida antes de que llegue la gran masa, pero también que a la larga esta eficiencia será un techo para los márgenes de toda la categoría.