Más patentes de diseños

En pleno debate sobre las patentes software, Estados Unidos aprueba una nueva ley que refuerza las patentes sobre diseños. En Giga Om tienen un primer análisis de una normativa que parece creada para proteger a las empresas americanas que hacen outsourcing de la fabricación a Asia y luego ven que desde allí se clonan sus productos y se exportan a Estados Unidos… pero a buen seguro que formaran parte del debate de la litigación sobre dispositivos electrónicos y software.

Relacionado: No, no fue un gran día para los innovadores

2 comentarios en “Más patentes de diseños

  1. Pues si en Estados Unidos se ponen a emplear el sistema de Patentes para desarrollar políticas proteccionistas a base de Patentes y sentencias judiciales tendenciosas, pues entonces es posible que el resto de países se vean obligados a imitar a los Chinos y pasarse las Patentes por el forro. Un país que aplica la normativa de esa manera contamina todo el sistema a nivel global, dado que la novedad de las invenciones no tiene fronteras y puede limitar los registros en otros países.

    Igual va siendo hora de que se proteja un poco más el interés general de la Sociedad, y un poco menos los intereses de empresas cuyo objetivo final solo es amasar beneficios. Si no se empieza a hacer esto, llegará el día en que no habrá forma de innovar ni la gente podrá pagar el precio de las innovaciones porque los costes de los fabricantes se desorbitarán y repercutirán en el precio final de los productos.

    Lo de siempre, la avaricia rompe el saco.

  2. La protección de todas las formas de propiedad intelectual (copyright, patentes) es una de las políticas principales del gobierno de EEUU en lo que se refiere a política exterior. Es un arma diplomática de primer orden: los chinos se están viendo en la necesidad de tener que entrar en el juego para poder entrar e influir en instituciones internacionales que necesitan. Brasil, antes tan militante, ha reculado bastante en su política oficial. Para poder tener otras cosas importantes, protege nuestras patentes y serás un país serio. Lo que llamábamos Tercer Mundo se estaba convirtiendo en la avanzadilla en contra de las patentes: no podían pagarlas para mejorar su desarrollo, sanidad, etc. Al final, todo es un arma para impedir la competencia y no un estímulo a la innovación, que es lo que nos decían.

Los comentarios están cerrados.