Más demandas de la RIAA

531 usuarios de redes P2P han sido demandados este Marte por la RIAA en Estados Unidos. Según cuenta news.com estas demandas aún no tienen nombre, siendo un requisito para que se obligue a los ISP (proveedores de Internet) a revelar la identidad que hay detrás de la IP de los usuarios denunciados. Llega días después de que se le uniera la CRIA, su equivalente canadiense.

Parece que no van a dejarlo. A pesar de las antipatías que generan, las discográficas norteamericanas seguirán criminalizando al usuario de programas como Kazaa o SoulSeek. En esta ocasión afirman que es para proteger a los negocios de descarga de música legal como ITunes o Napster.

Más demandas de la RIAA

Cuando aún está reciente la polémica por la demanda de la RIAA a 261 usuarios de P2P (en la que se llegó a incluir a una niña de trece años y a ancianos), la Recording Industry Association of America insiste en su táctica agresiva para evitar el intercambio de ficheros de música. La diferencia es que ahora a los 204 acusados les han advertido personalmente antes de formalizar la demanda, dándoles la oportunidad de «arrepentirse».

En las cartas enviadas la RIAA advierte de que dispone de evidencias que demuestran que cada acusado a utilizado Kazaa o Gnutella para descargar y compartir música propiedad de sus asociados, por lo que advierte de interponer una demanda a no ser que el destinatario de la misiva esté dispuesto a arreglarlo negociando. Además avisan de que la pena mínima es una multa de 750 dólares y de que los acusados no eliminen ningún indicio tal como archivos MP3 en sus equipos.

Un pequeño cambio de táctica que denota unos modos, como mínimo, de dudosa ética. Llegar con aires de gigante corporativo con estas caras intimidantes a usuarios exhortándolos a negociar tiene cierto estilo a impuesto revolucionario. Estas técnicas agresivas no llevan sino a la demonización de la industria musical, de la que cada vez más, los usuarios críticos evitan ser clientes.

Fuente: ZdNet