Malviviendo, una serie de televisión para internet

Malviviendo

Malviviendo es el nombre de una serie creada para ser distribuida a través de internet y cuyos responsables hacen gala de partir de un presupuesto ínfimo y ante la realidad de no encontrar empleo. Merece la pena echarle un vistazo porque tiene muy buena factura, un montón de guiños a series y películas (empezando por la cabecera de Dexter) y algunos gags con mucha gracia.

Malviviendo es un ejemplo de libro de como varias de las tendencias de los últimos años hacen posible que proyectos como este vean la luz, se distribuyan y lleguen a un público considerable:

  • Electrónica de consumo cada vez más asequible, con la posibilidad de grabar en alta definición y editar con equipos «para todos los públicos». La barrera de entrada de los costes de producción, eliminada.
  • Ancho de banda y espacio de discos cada vez más baratos, junto a la aparición de plataformas para compartir vídeos gratuitas en internet. La barrera del coste de distribución y de la escasez de canales también ha caído.
  • Existencia de publicaciones – los blogs y otras publicaciones online – con capacidad de articular un «boca a boca» que de visibilidad a series como Malviviendo. Ejemplos de ellos son sus reseñas en VayaTele, Chica de la tele, Bobpop, Ion Litio o Crónicas Vakunas. También muy comentada en Twitter… cuestión de tiempo de que salte a Menéame y a medios de comunicación clásicos. Barrera de costes en marketing, superada.

Y en esta ocasión hablar de modelos de negocio y de publicidad en el vídeo probablemente no tenga sentido. Cuando lo que se busca es visibilidad del talento – «marca propia» dirían algunos – lo que interesa es conseguir que la seria sea vista.

Series como Malviviendo ejemplifican porque necesitamos libertad en internet para que todos creen, para que todos puedan distribuir y para que todos puedan comunicar. Cuando se eliminan las barreras de entrada y el control de unos pocos (esa industria de los contenidos) sobre qué tiene visibilidad y es distribuido y promocionado y qué no, aparecen series como Malviviendo para apuntar a que en estos tiempos «sin barreras», la competencia estará en la atención del usuario y el arma más poderosa será el talento. También que muchos de los elementos de la llamada «Web 2.0» aportan un valor más allá de que el término esté siendo manoseado o estemos cansados de leerlo cada cinco minutos. Os dejo con el capítulo piloto.


.

Los comentarios están cerrados.