LongHorn para controlar los gadgets

LongHornLa última promesa de Microsoft – cada vez se me parecen más a políticos en campaña – se centra en una de las quejas que muchas empresas han realizado respecto al problema de seguridad que les supone los llaveros USB o cualquier dispositivo que conectado mediante USB permita transferirle ficheros, como es el caso de los reproductores portátiles de música tipo [b»>Ipod[/b»>. Pues bien Microsoft ha asegurado que LongHorn traerá mecanismos para que los administradores de sistemas de las empresas puedan bloquear no ya el conectar este tipo de gadgets al ordenador sino también los que utilicen otro tipo de conexiones como Bluetooth o FireWire. Eso sí, aseguran que cuando no esté bloqueado funcionará más fácil y más rápido, como cuentan en News.com. Un punto a favor que quiere ganar Microsoft para su próximo sistema operativo LongHorn en un aspecto en el que parte en clara desventaja respecto a Linux, donde es mucho más fácil controlar el acceso a dispositivos. El mercado de las empresas es sin duda el más jugoso, donde más licencias se venden y donde menos piratería hay. Este aumento de control no debe importar al usuario de casa, sólo al trabajador que tenga por costumbre utilizar USB para traer y llevar ficheros del trabajo a casa.

Tras la noticia de la eliminación de WinFS en LongHorn y del alargamiento de la espera para verlo terminado hasta el 2006, es de esperar que Microsoft intente recuperar algo de crédito con mejoras menores y sin demadiado costo en cuanto a tiempo de desarrollo, que no está el horno para retrasos.

Sin categoría