LimeWire bloqueará ficheros con copyright

Definitivamente el panorama en el mundo del P2P está cambiando a marchas forzadas. Las últimas sentencias judiciales en el mundo anglosajón (Grokster, Kazaa) están teniendo un impacto brutal sobre las empresas dedicadas a montar redes de intercambio de ficheros y/o facilitar clientes con publicidad para acceder a ellas (en muchos casos con técnicas no muy encomiables de spyware).

Ahora le ha tocado el turno a LimeWire, un cliente de la red Gnutella que va a sufrir una profunda transformación. A partir de su próxima versión revisará que cada archivo MP3 compartido tenga licencia para ello de los poseedores de los derechos, y en caso de no ser así, impedirá que sea compartido. Viene a ser una «presunción de culpabilidad» (siempre bajo la ley norteamericana, en otros países entre ellos España es legal el intercambio de ficheros si no hay ánimo de lucro) de quien comparte, mientras por otro lado crearán una segunda versión para que los autores independientes puedan compartir contenidos en la red Gnutella añadiéndoles licencias Creative Commons (vía Slyck).

Realmente la derrota de Grokster en el supremo ha creado una gran incertidumbre en el mundo del P2P. ¿Es permitir compartir contenido con copyright lo mismo que animar a hacerlo? El sentido común parece apuntar a que no, la RIAA piensa que sí y los responsables de LimeWire no han querido arriesgarse.

Noticias relacionadas: La RIAA, cartas, P2P y el fin de WinMX, El dinero huye del P2P tras el caso Grokster.

Actualización: sobre la legalidad de las descargas en redes P2P en España podemos recordar aquello de Sobre el delito de bajarse música por Internet y Cruzada global para criminalizar el intercambio de ficheros.

Los comentarios están cerrados.