Las publicaciones ante los intermediarios que agregan

Kiosko de prensa

Los próximos meses se antojan movidos, con las grandes empresas de medios buscando compensar los ingresos perdidos en canales tradicionales con los ingresos en internet. No han necesitado mucho tiempo para entender que los intermediarios en la web se llevan gran parte del negocio – básicamente se lo lleva Google – y haciendo analogía con los resúmenes de prensa, se plantean como cobrarles por indexarles (El Mundo) ante las dudas que suscitan los modelos de pago por contenidos en internet.

Este tipo de confrontaciones entre publicaciones y los intermediarios que agregan suelen dar lugar a dos posiciones bastante fijas y dogmáticas, una por parte de «la vieja escuela» que ve a los nuevos actores en la red como destructores de las esencias y ladrones de contenidos, y otra que insiste en plantear que los cambios de modelo que impone la web son una genial noticia para las empresas de medios, que deberían abrazar cualquier cosa que le plantee Google. Servidor tiene muchas dudas al respecto, ambas posiciones al fin y al cabo no son excluyentes, pueden estar ambas equivocadas.

Google no es el amigo de los medios

Google es un intermediario que actúa en su propio interés, no es «bueno para los periódicos», es bueno para los usuarios que encuentran en él un valor. Es un tema que hemos discutido a veces por aquí: si el punto de acceso a la información pasa a ser Google News, los periódicos ya no tienen lo que realmente quieren, seguir siendo el medio de cabecera de sus lectores, su página de inicio; pasarían a repartirse las migajas que reparta Google News, que controla quien sale en primer lugar y quien en el enlace 300 de una noticia, que mezcla fuentes de una forma anárquica (o al menos secreta) y que lo mismo tiene en su tope a un periódico de provincias que a un medio online que a la prensa de referencia (Google News y los periódicos).

Claro que Google es quien mejor se ha adaptado a lo que hay en la web: abundancia. En una internet en las que exista Google News es mejor estar que no estar, pero dista de ser una buena noticia para los dueños de los periódicos. ¿Tienen opción por tanto? No, no la tienen, los periódicos están condenados a ser intermediados mientras quien ofrezca una mejor ventana a la abundancia de contenidos sea una empresa tecnológica y no ellos, la mayoría empeñados en que son capaces de ofrecer todo lo que interesa a todo el mundo y, por tanto, no precisan colocar un enlace «a la competencia». En todo caso, el problema de la industria de los contenidos no es Google, es la abundancia.

Luchar contra el intermediario

Los medios por su parte, al hacer la analogía entre los agregadores en internet y los resúmenes de prensa, dejan de lado un par de puntos muy importantes:

  • Querer salirse de un agregador (ya sea buscador o de otro tipo), es como querer no estar en el kiosko, es un factor clave de distribución de tu producto. A veces leo a quien se queja de que los medios hagan SEO y se me hace difícil entenderlo, es como quejarse de que los medios lleguen al estanco de la esquina.
  • Pensar que Google o los agregadores «sin los contenidos de las grandes empresas de medios, no son nada» es pecar de soberbia. De hecho es una decisión que pueden tomar hoy mismo, configurar su robot.txt y autoexcluirse de ser indexados, dejarían el camino abierto a un no poco relevante conjunto de nuevos medios. Pueden preguntar a los responsables de sus ediciones digitales, que tanto invierten en SEO, en intentar salir en Menéame y estrategias de este tipo.

¿Conclusiones?

No las tengo, o son obvias (autoexcluirte de Google es un suicidio en los contenidos en internet, no ya por los ingresos de ese tráfico sino porque es a día de hoy la gran fuente de posibles nuevos lectores diarios) o conducen a caminos muy feos (que busquen que los gobiernos obliguen a los agregadores a indexarles y pagarles) que es posible que algunas empresas de medios intenten forzar.

Desde el punto de vista de un «nuevo medio», la visión es clara: hay que luchar por estar en los intermediarios, así funciona internet, pero el objetivo debe ser convertir en lector habitual, o de lo contrario se crea una falsa sensación de fortaleza basada en tráfico prestado por otro. De todo esto, hay otra consecuencia, enlazar poco a otras webs no hace que fidelices más a tu comunidad, más bien al contrario. Es ingenuo pensar que tienes usuarios cautivos, a los que si no se lo dices, no se enterarán que hay otras webs de tu temática… enlazar a contenidos que interesen a tu comunidad ayuda a fidelizar, esos usuarios volverán a buscar más enlaces y, de alguna manera, serás su intermediario entre ellos y la temática que les interesa. Leer quejas de medios que nunca enlazan a nadie porque la gente prefiere acceder a la actualidad mediante Google, Menéame o cualquier otro intermediario resulta tragicómico.

Imagen de Carlos Carreter.

Los comentarios están cerrados.