Las cámaras incapaces de volverse smartphones al ritmo en que los smartphones devienen en cámaras

Galaxy Camera 2 Samsung

¿Cuánto tiempo llevamos hablando de la muerte de la cámara compacta en manos del smartphone? Bastantes años, aunque ha sido 2013 cuando el mercado hadado el paso a priori definitivo: caída del 40% en este segmento.

El caso es que junto a ese dato tenemos el de las compactas de objetivos intercambiables, que no acaban de arrancar como alternativa de compromiso entre la facilidad para llevarlas y la calidad de imagen.

En New Yorker – como Pastor en Xataka, ponen en el centro de la fotografía la capacidad para poner en red la imagen, resultando que el teléfono será el protagonista los próximos años frente a cualquier dispositivo especializado.

La pregunta es quien será más rápido, si los teléfonos volviéndose cámaras cada vez competitivas o las cámaras volviéndose dispositivos en red con facilidad para editar y compartir las imágenes. Ayer precisamente se presentó la Galaxy Camera 2 por Samsung, que es quien más movimientos está haciendo en esta convergencia, en una propuesta que sobre todo mejora en diseño pero que habrá que ver en «cuánto mejor» es como cámara respecto a lo que veremos en 2014 en los smartphones.

Sigo manteniendo lo que discutíamos en ¿Quién va a ganar la convergencia fotografía / móvil?: los fabricantes puros de fotografía tienen un gran desafío por delante, empezando por intentar convencer al usuario de que lleve dos dispositivos encima.