La UE confirma que Microsoft debe sacar Media Player de Windows

Si nos remontamos a Marzo de este año, podremos recordar la sanción de la Unión Europea a Microsoft cuantificada en el pago de multa de 497 millones de euros y la obligación de poner a la venta una versión de Windows sin el Media Player y compartir información técnica de sus sistemas para el trabajo en grupo. Lógicamente, Microsoft recurrió, pero hoy mismo (vía Bloomberg), la corte europea de primera instancia ha reafirmado la obligación de la compañía de Gates de ofrecer un Windows sin el Media Player. Una sentencia ejemplarizante y un revés para Microsoft. Aprovechar su posición dominante en algunos mercados – el de los sistemas operativos de escritorio por ejemplo – para ganar otros, no es sino una forma de adulteración de los mercados a los que quiere optar, como es el caso del de los reproductores multimedia con Windows Media Player. La estrategia del «Bundling» – ¿algún equivalente en castellano? – cuando se vive en un monopolio de facto en uno de los mercados a empaquetar, lleva directa, si no intervienen los poderes públicos, a un segundo monopolio.

Probablemente escucharemos a Microsoft gimotear sobre el perjuicio a los usuarios, pero lo que verdad va a preocupar a Redmon es golpe que supone esta sentencia para sus futuros planes de integración en Windows, ¿o acaso alguien duda de que querrían integrar la MSN Toolbar Suite en LongHorn como ya hicieron antes con Explorer, OutLook, Messenger y Media Player?. Microsoft aún intentará llegar a un acuerdo para evitar la sentencia como ya hicieron en el juicio antimonopolio de Estados Unidos. Capaces son de ofrecer un Windows con Media Player, pero también con Real Player y QuickTime.