La solución a la piratería de libros

Hoy también va de citas, en esta ocasión las de Javier Celaya y Angel María Herrera que apuntan a que «La solución a la piratería de libros» está «en la nube», mediante servicios de «streaming» sin descarga real. Spotify llevado a los libros, pero sin mencionar explícitamente el pago por suscripción.

Entiendo que Celaya y Herrera hablan sobre todo para una industria ultraconservadora (como todas las relacionadas con el arte y la creación, por cierto), pero creo este tipo de mensajes ni siquiera sirven para llegar a ese sector: por un lado no explican que entienden por «libros en la nube» (¿sólo libros en streaming, un modelo de descarga y sincronización como Kindle, impedir que se accede a lectura de archivos en local?) y con ello creo que pueden alentar la falsa expectativa de que a día de hoy alguien vaya a comprar un dispositivo al que no se pueden meter contenidos sin control

Por otro lado creo que el discurso está viciado de base: buscando «solucionar la piratería» (problema en todo caso de la industria), se crean Librandas y leyes Sinde, buscando una oferta de valor y atractiva para usuarios y clientes, se pueden generar negocios viables en internet. Hay valor en «la nube»: sincronización de lecturas entre varios dispositivos, servicios de valor añadido (por ejemplo, guardar todas mis notas, poder compartirlas), poder generar comunidades alrededor de libros, mejor experiencia de compra… y desde ahí, desde el interés del usuario, es donde se puede defender sin necesidad de crear unas expectativas distorsionadas como solución tecnológica a la «piratería».

También lo comenta José Luis Merino

Los comentarios están cerrados.