La difícil economía del libro electrónico

Kindle 2 de frente

Esclarecedor artículo en Tbiresearch sobre cuánto dinero está perdiendo Amazon cada vez que vende un libro electrónico: dos dólares por cada vez que alguien compra un libro. Mientras Kindle es un éxito de ventas, la creación de un mercado de contenidos para el mismo le está saliendo algo cara a Amazon, que se encuentra un escenario complicado a corto plazo:

  • Los editores no bajan precios de momento, preocupados además de «canibalizar» el negocio de los libros físicos, en los que tienen más margen.
  • Por otro lado los lectores demandan precios más bajos por un producto – el libro electrónico – por el que están dispuestos a pagar menos. Esto obliga a Amazon a vender por debajo de precio de coste para levantar la demanda.
  • A medio / largo plazo, dicha demanda acabará siendo determinante – es la tesis del artículo – para que los editores acaben rebajando precio – menos margen – bajo la promesa de mayor volumen de ventas. Y en ese escenario comenzaría el gran negocio para Amazon como intermediario.

Ahora que en España está por ver quién se va a llevar el gato al agua para montar la gran tienda de libros electrónicos por internet, ¿van a necesitar un intermediario tecnológico a medio plazo? La filosofía de Kindle apunta en esa dirección: sólo Amazon puede vender libros con DRM – algo que los editores van a exigir – para él. Ergo, ahí tenemos la gran motivación para perder dinero durante unos años, hacer crecer el mercado de usuarios hasta hacer su intermediación imprescindible si se les quiere vender. Nada que echar un vistazo atrás a la historia de Apple y iTunes no hubiese anticipado.

Relacionado: Amazon Kindle y el futuro de la lectura, Amazon ya envía el Kindle a España.

6 comentarios en “La difícil economía del libro electrónico

  1. Amazon NO lo está haciendo bien.

    Están apostando por las editoriales cuando debería apostar por los escritores…que están hartos que sus editoriales les paran la salida del eBook.

    Esta semana me ha pasado por primera vez un problema con Amazon (despublicación de un ebook sin aviso previo por una chorrada en el índice), y vi claro que van directo camino a la misma prepotencia que Apple tiene para la gente que produce Contenidos & Apps para el App Store. Ningunear los productores de contenidos/apps.

    La idea inicial era revolucionaria y positiva para clientes & escritores. La realidad de la pasta lo intoxica toda…hasta para Amazon…

Los comentarios están cerrados.