Jeff Bezos y Washington Post, unos apuntes iniciales

Washington Post

Anda convulso el sector de los medios por la venta del Washington Post a Jeff Bezos, traspaso que se suma a los previos del Boton Globe o NewsWeek. Con todas las reservas que un movimiento tan sorprendente – al menos para un servidor – impone, creo que al menos podemos compartir unos apuntes iniciales.

  • ¿Revalorización de los medios tradicionales o un paso más en su proceso de caída?. Ciertamente a favor de la primera tesis tenemos que «nuevo dinero» procedente de otros negocios se está yendo hacia los medios y no para comprar actores «puros online» sino para adquirir periódicos y revistas con papel y gran marca; a favor de la segunda se podría señalar que los precios a los que se están haciendo estas compras son de derribo comparados con las valoraciones de esos mismos medios hace apenas unos años (véase el ejemplo del Boston Globe, NYT lo vendió por menos de una décima parte de lo que le costó; en España tenemos casos todavía más sangrantes como el de Vocento con el diario Qué).
  • Las intenciones de Bezos con «el producto». De su carta poco se puede concluir, «habrá cambios, habrá que innovar y experimentar»… «hay cosas que tenemos que mantener…» el Pady la ha traducido para quien quiera leerla en español. Una mezcla de mensaje tranquilizador sobre el trabajo periodístico para quienes se quedan en el Washington Post (donde dicen que muchos se han tomado la noticia como un funeral) y de cambio para el sector (innovaremos, experimentaremos).
  • ¿El Washington Post era una ganga o una ruina? En Bloomberg tienen un análisis de las cifras y ciertamente no son muy esperanzadoras, en BI son algo más optimistas. En todo caso, el escenario actual invita a pensar en que precisan crecer bastante en ingresos o hacer notables recortes en gastos. O ambas cosas.
  • Sobre la parte de ingresos hay una esperanza en que Bezos consiga para los medios «lo que ha logrado para el comercio electrónico». Incluso desde el propio Post hay quien apunta a algunas acciones que deberían aumentar los ingresos del periódico. Aquí subrayaría dos puntos: compra Bezos y no Amazon, eso significa que si desde la empresa del Kindle se beneficia al Post en difusión o negocio, los accionistas no estarían demasiado contentos (directamente descartaría que Bezos tenga en mente movimientos de este tipo sin que entren otros medios también si hay cambios en la venta de periódicos para Kindle, algo ya hace Amazon); el otro punto es que la integración del comercio electrónico en los medios es un desafío que muy pocos han conseguido siquiera empezar a hacer bien. Un periódico como el Washington Post no se lee en un contexto de apertura a compra y el rendimiento ahí de enlaces referidos para compra es muy inferior al de campañas publicitarias.

    Lo que Bezos hizo con el comercio electrónico es conseguir escalabilidad y eficiencia como no se habían visto hasta Amazon y eso casa regular con los contenidos, que por su naturaleza no escalan (Demand Media lo intentó, pero son las antípodas del Post) y con el mensaje del propio Bezos sobre cómo quiere que sigan (contrastando al máximo, tomándose todo el tiempo necesario). De hecho ver lo que ha logrado con Amazon es lo que entiendo que más asusta a los periodistas más clásicos del Post, junto a otro gran logro de Bezos: salir de un negocio (vender libros) a otro radicalmente diferente aprovechando sus cartas (el cloud computing con los Amazon Web Services).

  • ¿Por qué entonces Bezos compra Washington Post? ¿Caridad, influencia, prestigio, negocio, hobby? Creo que hasta pasado mucho tiempo no lo sabemos, pero puede ser una mezcla de todo. Que las grandes marcas de medios pasen a formar parte del portafolio de las grandes fortunas (que dicho sea de paso, sólo tienen que gastar un 1% de su dinero para tener un primera línea mundial) como una especie de «responsabilidad social» mezclada con algo de vanidad y prestigio tiene la virtud de que éstos no estarían interesados en cambiar su naturaleza, pero también de que se podría empezar a desincentivar el hacerlos negocios rentables por si mismos, que es lo que asegura la sostenibilidad a largo plazo.

    Más turbio es el asunto de la «compra de influencia» que incluso gente del mundo de los medios apunta como motivo de estas compras. ¿de qué hablamos cuando hablamos de «influencia»? ¿de que Bezos tendría un arma editorial para atacar a quienes en un momento dado iniciasen una investigación por monopolio en el libro electrónico? ¿No supondría eso quebrar fundamentalmente el principio de un periódico del Post? ¿acaso los hasta ahora propietarios se beneficiaban de eso? Me gusta más pensar en una mezcla de prestigio junto a capacidad de interlocución a otros niveles, pero para nada en ver a los periodistas del WaPo como mamporreros de Bezos.

  • Si algo sabemos de Bezos es que hace un año afirmaba no creer que la gente pagaría por noticias en la web pero sí en tablets y que veía al periódico impreso muerto en 20 años. También sabemos que sus apuestas son a muy largo plazo (Amazon es el ejemplo paradigmático de paciencia en negocios online, con escasos o nulos beneficios a pesar de ser líder). Se ha gastado 250 millones en un gran periódico, referencia mundial con una gran marca. Creo que en todo caso, esto es una noticia esperanzadora para el sector.

    Un comentario en “Jeff Bezos y Washington Post, unos apuntes iniciales

    1. Se precisa mucho aquella frase de Bezos de llevarlo a las tablets, pero eso no es nuevo, ya se ha hecho y con resultados más bien débiles. Todo sea dicho, si no lo consigue con un medio del prestigio mundial del WP, difícil es que puedan conseguirlo otros con Orbyt, xd.

    Los comentarios están cerrados.