La industria del cine a por BitTorrent, eDonkey y Direct Connect

emuleEra cuestión de tiempo que la industria del cine siguiese los pasos de la industria musical. Así la MPAA (Motion Picture Association of America) estadounidense ha seguido los pasos de la RIAA en pro de criminalizar el intercambio de ficheros. Eso sí, ha marcado una diferencia clara de estrategia: no ha demandado a los usuarios finales que intercambian contenidos sujetos a derechos, sino a los que gestionan servidores que sirven para conectar a estos usuarios en las redes eDonkey y Direct Connect y los trackers de BitTorrent. La operación es internacional y en Filandia – según cuenta de una manera extremadamente confusa The Register – se han registrado casas y requisado equipos de los 34 colaboradores de un sitio sobre BitTorrent que mantenía un tracker y una comunidad de unos 10000 usuarios. Cuenta el Navegante que la operación también contempla demandas en Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Países Bajos. Esto ocurre apenas unos días después de que el supremo norteamericano acepte revisar la sentencia Grokster por la que se exculpaba a este red P2P del uso que de ella hicieran sus usuarios.

Y es que Grokster es completamente descentralizada, motivo por el cual se exculpó a sus responsables de lo que en ella se comparta. Si echamos la vista atrás, Napster fue condenada porque existía un nodo central que tenía indexado lo que compartía cada internauta conectado al servicio. Sin embargo en eDonkey y BitTorrent tienen un papel importante los servidores y trackers, que ponen en contacto a los usuarios que intercambian ficheros, aunque en ningún caso llegan a alojar ningún contenido. BitTorrent y eDonkey no tienen un nodo central como Napster, pero la MPAA traza la analogía con Napster basándose en que los servidores y trackers sí que tienen un listado en cada momentos de lo que se está compartiendo gracias a que ellos ponen en contacto a los usuarios.

Ante esto, sólo comentar que aunque la MPAA pueda ganar los juicios, tanto BitTorrent como eDonkey llevan tiempo estudiando el salto tecnológico hacia redes que prescindan de trackers y servidores, con eXeem y Overnet. Cortan la cabeza a una serpiente y surgen otras más, la vía de la criminalización y la persecución de este tipo de redes siempre choca con una realidad: o se demanda a millones de usuarios o se adapta la industria a la tecnología que permite distribuir contenidos con coste cero. Si consiguen prohibir las redes descentralizadas, cobrarán protagonismo aquellas que encriptan las comunicaciones y ofrecen mayor privacidad y así sucesivamente.

Finalmente, asombro ante este despliegue internacional sólo comparable a los operaciones contra el terrorismo. ¿Cabe preguntar la cantidad de recursos policiales destinados a defensa la propiedad intelectual de un puñado de multinacionales? ¿En serio esto es una amenaza para la sociedad equiparable a otros fenómenos tristemente cotidianos? Perdónenme el puntito demagógico, consecuencias de observar como se salva a las pobres víctimas que son Paramount, Sony-MGM, Warner Bros, Universal, Walt Disney y 20th Century Fox.