La industria musical y la fijación de precios de las descargas

AppleEl fiscal general del estado de Nueva York, Eliot Spitzer, ha demandado a la Warner Music acusándola de prácticas oligopolísticas para fijar el precio de las descargas musicales por internet (vía Slashdot).

Ya hemos hablado varias veces de este tema por aquí; en «Las discográficas aprietan a las tiendas online» veíamos como las discográficas están cobrando a las tiendas online de música unos 62 céntimos por canción, cifra muy superior a la que obtenían por la venta a través de otros canales y en «Discográficas y el precio de las canciones en iTunes» comentábamos como esto les parecía poco y presionaban a la tienda de música de Apple para que se pasara de los 99 centavos (céntimos de euro en Europa) que cuesta una canción en iTunes a 1.49 dólares como precio final para los singles de mayor éxito.

Estamos llegando a un escenario en que se quiere abortar el efecto reductor de precio de venta al público que tiene un canal con muchos menos gastos como es internet. La codicia de las discográficas les lleva a intentar forzar a un escenario en que todas las tiendas de música online sean clónicas: cargadas de restrictivo DRM y con un precio caro e idéntico fijado por ellas, algo que por desgracia no están lejos de conseguir si salvamos raras excepciones con sellos independientes.

Por fin parece que van a chocar con una barrera legal que, ojalá, ponga límites a sus prácticas y con el tiempo podamos llegar a un modeo en que el precio de las descargas musicales no esté prefijado y haya una verdadera competencia, algo que hoy sólo existe desde los sistemas de tarifa plana tipo Yahoo Music Unlimited. Para ello esta demanda contra la Warner debería ser la primera de varias: Vivendi, Sony…

Etiquetas: discográficas, oligopolio

Los comentarios están cerrados.