Google y robots.txt, el intermediario muestra su poder

Google news línea de tiempoLa posición de los medios tradicionales se va haciendo más agresiva en el complicado tema del negocio en internet para publicaciones e intermediarios, con Google y los agregadores como su objetivo primero, pero no único. Esta semana hemos asistido a «la Declaración de Hamburgo», en la que grupos como Axel Springer o News Corp piden el desarrollo de un mercado de pago por la información y también el control de quien indexa, como muestra lo indexado y cómo comparte con ellos beneficios mediante la implantación de ACAP (lo contaba Enrique Dans, la declaración está en epceurope). La respuesta de Google es la de siempre, «configuren robots.txt en su servidor y dejaremos de indexarles si tanto les molesta».

Es un nuevo capítulo de la tensión entre publicaciones e intermediarios que agregan, que posiblemente nos traiga un otoño calentito de demandas, presiones para que se legisle más control en internet y muchos comentarios al respecto. Aunque la posición de los medios es a todas luces excesiva y desenfocada – su problema no es Google, es la abundancia – estamos también ante una posición de poder de Google, algo que refleja Mariano en su comentario: divorciarte como publicación de Google en internet es como divorciarte de quien reparte el periódico a los kioskos.

No está justificado que los medios exijan compartir ingresos a quienes te indexan cuando puedes «salirte del agregador» cuando quieras (otra cosa son los que copian por completo un medio y ponen publicidad), pero sería un error por ello pensar que «Google es el amigo de los medios». No lo es. Es el mejor intermediario entre la abundancia de internet y el usuario a día de hoy, alguien con quien lo mejor que puedes hacer es llevarte bien, pero de quien es mejor no depender si quieres hacer negocio a largo plazo y que actúa, como empresa que es, priorizando su propio beneficio (algo en lo que creo que tiene razón Carr).