Google Wave, de esas cosas que hace Google

Google Wave

Google Wave ha sido la noticia estrella del “Google I/O”, evento para desarrolladores de la compañía del buscador y a la que han colgado – tras apenas haber mostrado un vídeo y explicado un poco el funcionamiento – el sambenito de “revolucionador de las comunicaciones en internet”. Casi nada.

Lo primero que puede uno decir es que Google Wave es difícil de explicar porque es difícil de entender. Si acaso podríamos intentarlo diciendo que su objetivo es unificar las herramientas de comunicación online e integrar en ellas las de colaboración y groupware (trabajo en equipo): correo electrónico, mensajería instantánea, publicación de contenidos, formularios, encuestas, mapas colaborativos, documentos compartidos… todo es una wave, un elemento susceptible de ser compartido, editado de forma colaborativa y embebido en otras webs. Hay análisis más detallados de lo que ofrecerá, por ejemplo en Cristalab, Genbeta y en O’reilly.

Google Wave no se queda en un servicio “a lo GMail”, va un paso más allá, su propuesta es la de una plataforma sobre la que se podrán integrar servicios adicionales mediante API, además de ser un proyecto libre del que proveerán el código para que cada uno pueda instalarlo en su servidor privado. En su vocación de que construyan aplicaciones encima y en la aglutinación de funcionalidades en lugar de la apuesta por la simplicidad, la verdad es que me han recordado más a la forma en que Microsoft afronta los proyecto (en que van a ofrecer el código libre no, claro), algo en lo que no soy el único. Por momentos – a pesar de afrontar problemas bien diferentes – me recordó a como está concebido Live Mesh.

Y poco más que añadir. Realmente mi impresión es que Google Wave es una de esas cosas que hace Google, lo que no quiere decir que vaya a ser un tremendo éxito, pero sí que define su concepción: un proyecto de creyentes en la red para creyentes en la red, con el atrevimiento suficiente como para pretender “reinventar el correo electrónico y las comunicaciones online”. Puede que por complejidad – hacer diez cosas a veces implica que tienes otros diez servicios que hacen una muy importante mejor que tú – que Google Wave acabe pasándose de frenada, pero de lo que no cabe duda de que es el tipo de proyecto que definen a una compañía.

Para los más interesados, el vídeo de la presentación:

Los comentarios están cerrados.