Google Wallet: pago en el móvil y mucho más en un movimiento redondo de Google

Google Wallet

Que el pago en el móvil iba a ser uno de los temas de este y los próximos años estaba en todas las quinielas, que haya sido Google quien primero se haya lanzado al ruedo, no tanto. Google Wallet se presenta como un sistema para pagar en el móvil haciendo uso de la tecnología NFC y asociando una o más tarjetas bancarias al dispositivo para pagar «pasando el móvil» por un lector. La aplicación sobre la que se articula Google Wallet no sólo hace eso, sino que también sirve para almacenar descuentos e información de tarjetas de fidelización, lo que añade al movimiento una gran carga de profundidad.

En todo caso, el tema del pago en el móvil basado en NFC es un laberinto con muchos actores implicados para los que es muy difícil dibujar un modelo que contente a todos. Las dificultades no van a ser pocas y las implicaciones todavía más, lo que viene a continuación es un intento de ordenarlas:

Pago en el móvil: quién comisiona y quién gana dinero

La primera pregunta para el usuario con esto del pago en el móvil es, «¿pero hay que pagar más por comprar con él?». Idéntica inquietud tiene el comerciante, que ya paga comisiones por vender con tarjetas; ambos necesitan de incentivos para invertir en aprender a usar este método y en la tecnología necesaria. Por otro lado, más actores en el proceso de pago, implica más actores que quieren ganar dinero mientras que los de siempre no están dispuestos a bajar. ¿Qué va a ganar la operadora habilitando el pago a través del móvil? ¿Qué va a ganar Google?

Hay que tener en cuenta que NFC es el comienzo de la transacción económica, después vienen todos los procesos clásicos que han venido desarrollando los actores tradicionales de este sector como Visa y Mastercard. Quien está empujando esta iniciativa, Google, parece haber apostado (no lo explican claramente) por no comisionar ellos sino por obtener un beneficio indirecto: si controlan el monedero van a controlar los descuentos y la fidelización del cliente, dos factores de los que sí tendrían ingresos potentes. A eso suman la creación de una «tarjeta virtual prepago», que les debería ayudar a empujar su alternativa a Paypal, Checkout.

La adaptación del pequeño comercio

Una de las piezas fundamentales para que funcione un nuevo sistema de pago es que los comercios lo adopten, tal y como ha sucedido con las «tarjetas con chip» en los últimos años. Aquí Google ha tenido la astucia de aliarse con Mastercard y su PayPass, que ya tiene una amplia distribución en Estados Unidos. Eso unido a un esquema razonable de comisiones frente a otros métodos de pago (como mínimo que sean equivalentes) e incentivar la demanda de pago en el móvil empujando con campañas y promociones deberían hacer el resto. En todo caso, hablamos de un despliegue complicado, empiezan sólo con dos ciudades en Estados Unidos y sólo un operador implicado.

Google Nexus S

Móviles y software para el pago en el móvil

En los últimos días he tenido varias conversaciones sobre modelos de negocio de sistemas operativos en el móvil y en ellas varios han sido los que han expresado dudas sobre el futuro de Android. Pues bien, para cosas como este Google Wallet sirve el tener el control de la relación con el usuario, les permite entrar en un negocio nuevo en una posición que casi nadie puede intentar replicar: Apple con su plataforma y, hasta cierto punto, RIM. Nokia y Microsoft están por detrás por su posición en los smartphones y Amazon es quien se encuentra más desprotegido aunque sus tiene planes para arreglar esto. A Facebook de momento no se le espera.

En todo caso, el despegue real de pago en el móvil con NFC va a ser muy dependiente de que los fabricantes incorporen el chip a sus nuevos teléfonos y tenemos algunos como el Galaxy S2 que no lo traen aún siendo «el tope de la gama». Si Google Wallet sólo va a estar en Android y sólo empieza con el Nexus S el panorama no apunta a un crecimiento explosivo… algo para lo que en Google tienen dos planes: stickers que se añaden a terminales actuales y que incorporan tecnología NFC y, además, anunciar que están abiertos a colaborar con cualquier otra plataforma. Lo que no tengo tan claro es que el resto del sector quiera ayudar a empujar el proyecto de Google.

Google Wallet como caballo de troya: ofertas y CRM para el pequeño negocio

Lo más novedoso de la oferta de Google no estriba en eso de pagar «acercando el teléfono» sino de lo que acompaña a esta propuesta: integración de las ofertas en la aplicación móvil y posibilidades de tener la tarjeta de fidelización en ella también. Esto es realmente lo que creo que no debe pasar desapercibido porque se trata de una respuesta contundente al modelo Groupon y su competencia con AdWords, pero también a los planes de Groupon para ser un CRM en pequeños negocios. En mi opinión, un planteamiento genial por parte de Google, bien pensado, bien definido… ¿bien ejecutado? Es la duda que nos falta por despejar, porque esta integración con el pago puede ser el gran empujón de su Google Offers.

Hacia el fin del pago en efectivo

Me ha gustado mucho como ha titulado Xataka su artículo sobre Google Wallet, incide en algo que comentamos cuando hablábamos del pago en el móvil como tendencia en este 2011, lo más transformador del mismo es su potencial capacidad para ir disminuyendo el uso del dinero en efectivo. El motivo principal no es la comodidad que se le presupone, sino algo de lo que Google Wallet carece de momento: permitir cobrar además de pagar desde el mismo terminal. Con esa funcionalidad, que sí tienen otras alternativas de pago con el móvil, es posible que el fin del dinero en efectivo sea un debate que tengamos encima de la mesa antes de lo que pensamos.

Los competidores

Será interesante comprobar como reacciones los competidores de Google. Por un lado tenemos a quienes están por entrar, desde Apple hasta Amazon pasando por el resto de telecos; por otro los que ya habían empezado, sobre todo Square (con inversión de Visa y apoyo de Apple) y Paypal que ya está apuntando que va a demandar a Google. En los próximos meses vamos a asistir a una aceleración tremenda de la competencia en el pago en el móvil…

Privacidad, seguridad…

Estos temas merece verlos aparte, aunque si bien la seguridad de pagos con NFC está bastante contrastada por años de desarrollo de la industria y por los actores implicados en el resto del proceso de pago, el tema de la privacidad me temo que nos llevará a un debate similar al de RFID durante los años pasados.

Google Wallet

Mi impresión es que como estrategia está genialmente diseñada por parte de Google, que ve el control del medio de pago del usuario como un vehículo para defender su negocio actual de publicidad del pequeño comercio y también ampliar su oferta con una capa de CRM / fidelización que se traduciría en mayor uso de sus herramientas comerciales. Lo que ha venido siendo la estrategia de Google desde el buscador hasta Analytics pasando por Android. Donde creo que hay dudas más que razonables es en su capacidad de ejecutar el pago en el móvil en un entorno con tantos intereses encontrados, con muchos actores deseando entrar y un despliegue que se presume lento durante los próximos años.

En todo caso, Google llega de los primeros – sobre todo antes que Apple y Amazon – con un enfoque muy interesante y con la vocación de no parar hasta conseguir erigirse en el método de pago del futuro.

Los comentarios están cerrados.