Google, premio Príncipe de Asturias

GoogleAún estoy recuperándome del shock que me ha supuesto la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades a Google. No salgo de mi asombro y desconcierto leyendo las razones del jurado a la hora de concederlo (El Mundo).

La ausencia de crítica y de conocimiento respecto a una compañía como Google por parte del jurado del Premio Príncipe de Asturias resultan del todo decepcionantes. Ni su posición favorable a la censura china, ni la pléyade de motivos que invitan a estar preocupados por su evolución (enumerados cuando lo del fin de la era cool de Google) han sido tenidos en cuenta. Y lo peor es que parece que el jurado los desconoce por completo.

Cuando se apunta al dominio del mercado de las búsquedas rozando el monopolio como un motivo para darle el premio, es que algo realmente falla en un grupo que quiere dar un premio de «Humanidades». «Estar con los tiempos» no es dejar colgado el sentido crítico en el armario, si lo que desean es trasladar la imagen de que el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades «está a la última», en internet hay iniciativas excelentes para que les echen un vistazo. Si lo que buscaban era hacerse la foto con la compañía de más éxito en la web, ya lo han conseguido.

Otras valoraciones del premio en Scriptor y Ecuaderno.

17 comentarios en “Google, premio Príncipe de Asturias

  1. Honestamente no entiendo las críticas a la concesión del premio. Personalmente, y creo que en el conjunto de los usuarios de internet, tenemos más que agradecer a Google por sus posibilidades de acceso a la información que a ninguna otra persona o iniciativa en toda la historia (y no exagero en absoluto). La web en su conjunto, y Google como motor de búsqueda han cambiado el modo de acceso a la información, y la concesión del premio me parece más que merecida, y el mero de hecho de incluirlo entre los candidatos me parece un acierto sin precedentes enlo que nos tienen acostumbrados este tipo de premios.

    Las críticas sobre la censura china y demás, si bien son acertadas, me parece que no ensombrecen en absoluto la labor global de Google, y en cualquier caso se corresponde más a un hecho de naturaleza empresarial que a otra cosa, si quieres estar en China (no olvidemos que es el MAYOR mercado del mundo) en este momento es necesario «pasar por el aro» por decirlo de alguna manera, y ninguna corporación en el mundo va a decir que no. Creo que a pesar de las restricciones, que por su puesto me parecen condenables, las posibilidades que ofrece, aún en esas condiciones, a los usuarios chinos, justifican su implación en ese país.

    Creo que aun con la puntualización o las críticas en este sentido, hay que aplaudir al jurado por tomar esta decisión, y mi enhorabuena a Google, que pese a todo y los intereses y presiones que pueden tener, hasta el momento mantiene una neutralidad en la red envidiable.

  2. Esta mañana me hacía una reflexión similar. Sin embargo, mi pensamiento va más en la línea que, aunque Google haya hecho muchas cosas interesantes (dejando de lado las criticables, que en gran medida son muy subjetivas), la concesión del premio responde más a llenar las páginas de los periódicos y generar «autobombo» con los premios. Vamos, unos premios 100% amarillistas y mediáticos.

  3. Pues yo sí que pienso que el premio está bien dado, como todo y como todos tiene cosas que mejorar, pero si te paras a pensar, la cantidad de servicios que nos ofrecen es abrumadora, y encima todos gratuitos, con multitud de APIS para programadores, papers científicos completamente públicos, y todo esto empezando hace unos pocos años desde un garaje, si eso no tiene mérito, que alguien venga y me lo explique.

  4. en el titulo pusiste PRINICIPE, no PRINCIPE….ahi fallo la ortografia….

    muy buen blog, muy completo

Los comentarios están cerrados.