Google frente a Amazon en la venta de libros electrónicos

Amazon Kindle

Google se postula como intermediario en el libro electrónico, de forma que competiría directamente con Amazon. Aunque su estrategia no está del todo definida, el camino emprendido parece a priori radicalmente diferente: la venta es «directa» de la editorial al lector, con un esquema de precios abierto (imagino que para Google el negocio estará en el uso de Google Checkout) y sin dispositivo con el que controlar toda la experiencia. Esto último es, al mismo tiempo, un valor diferencial (Google vende para todos los lectores, Amazon sólo para Kindle) y también un punto débil: no pueden entrar dentro del lector de libros electrónico más vendido a no ser que la venta sea sin DRM y no puede garantizar esa experiencia de usuario de «llevo mi lector y con él la biblioteca universal».

Y es en este punto – junto con el precio – donde va a estar el «meollo» de la competencia en el libro electrónico. Si no se baja el precio final respecto a la versión en papel y no se ofrecen facilidades para poder leer el libro comprado desde el dispositivo que uno quiera y cuando uno quiera, difícilmente se van a salvar los problemas que han aquejado a la industria de la música. Claro que hablamos productos bastante diferentes – una canción la oye uno mil veces, un libro por mucho que te guste, no tanto – y cómo de permisivo va a ser el lector ante esquemas de DRM está por descubrir. En definitiva, quedan muchas incógnitas, pero es una buena noticia para los editores no quedar en manos de un único proveedor como es Amazon, a pesar de que la última experiencia de Google vendiendo contenidos fue un completo fracaso: la tienda de Google Vídeo.

Relacionado: El sector editorial ante el libro electrónico. Tendencia 2009.

Los comentarios están cerrados.