Google compra AdScape

AdScapeY con ello confirma que entra de lleno en la publicidad en los videojuegos. Google ha pagado 23 millones de dólares por AdScape, una compra bastante más modesta que la de Massive por parte de Microsoft, no en vano AdScape es una modesta compañía mientras que Massive tenía a clientes como Coca-Cola u Honda.

Como ya comentamos cuando esta noticia era sólo un rumor (Google y la publicidad en los videojuegos), la irrupción de la compañía del buscador puede suponer un verdadero cambio de modelo: en cuanto se puedan medir impresiones publicitarias en los videojuegos, lo que interesará a las compañías es tener el máximo número de usuarios para aumentar los ingresos, por lo que no es descabellado pensar en un escenario en el que los juegos sean gratis o de pago para los que no quieren anuncios.

Vía Red Herring.