El futuro de la web y el escritorio

Quedó pendiente del MIX07 uno de los temas más interesantes de la Keynote de Ray Ozzie y que no es otro que el futuro de la web y el escritorio como escenario de las aplicaciones online. Si pensamos en la postura de las grandes compañías de las TI, se pueden entrever algunas apuestas más o menos claras:

  • Google: sin duda una de las que más apuesta por las aplicaciones como servicios en la red a los que se accede mediante el navegador. Es su terreno natural y donde ha explotado su gran negocio de la publicidad en la web; además con Google Apps realiza una apuesta fuerte por llevar aplicaciones del escritorio a la web. No obstante, también ha puesto un pie en el escritorio con Google Desktop, una apuesta que no creo para nada trivial.
  • Yahoo: podríamos hablar de una tendencia similar a Google. Sus servicios viven en el navegador, aunque su apuesta por llevarse a él aplicaciones del escritorio es menos agresiva. También cuenta con Yahoo Widgets en el escritorio.
  • Adobe: uno de los movimientos más interesantes. Flash goza de un gran éxito en la web, pero Adobe se mueve hacia el escritorio donde plantea Apollo para las RIAs.
  • Microsoft: dominador en el escritorio, se mueve sorprendentemente hacia la web con Silverlight y hacia nuevos modelos de negocio en ella con las APIs de Windows Live.
  • Sun: JavaFx es su apuesta particular en esta batalla, muy enfocado hacia la telefonía móvil.

El panorama resulta ciertamente interesante. Aún contando con que no todas las cartas están sobre la mesa (ojo con la alianza entre Google y Salesforce, Uberbin), Ozzie sostenía una posición de síntesis entre ambas tendencias: tendrán sentido aplicaciones que se vayan por completo a la web y el navegador, pero también hay que contar con que si se desea una experiencia superior (por ejemplo, el caso del News Reader o si comparamos la experiencia de Google Earth con la de Google Maps), habrá que contar con el escritorio. Eso sí, aplicaciones de escritorio que permitan integrarse y sincronizarse con servicios online, ajenas a la dependencia de tener los datos en local, algo que en los tiempos en que se acceda a internet desde multitud de dispositivos ha dejado de ser aceptable. Sería la era del «software más servicios».