¿Facebook como único servicio de identificación y comentarios de usuarios?

El movimiento de Facebook con Connect para articularse como sistema de identificación por excelencia en la web se ha visto reforzado con el lanzamiento de su sistema de comentarios para terceros. Se plantea como alternativa a los sistemas de comentarios nativos de los gestores de contenidos y a otros como Disqus o Intense Debate que mencionamos cuando aquello de «la dispersión de los comentarios en los blogs«.

La propuesta de valor está clara por parte de Facebook: un sistema de comentarios muy bien hecho, que te sale gratis y te añade visibilidad en su servicio de red social mediante el reflejo de la actividad. Su ganancia no es menos evidente, supone un refuerzo para ser no sólo el sistema de identificación y de «grafo social», sino que también en su rol de «acaparador de la conversación», aspecto en el que Twitter cada vez es más importante por su carácter abierto.

El debate aquí para muchos soportes es si empieza a merecer la pena mantener sistemas de registros propios, de gestión de contactos, de comentarios… Para muchas páginas empieza a resultar seductor entregarse por completo a los brazos de Facebook, delegar en él la identificación de los usuarios, su capa social y ahora también el sistema de comentarios. Ahorro en desarrollo de sistema propio, en almacenar muchos datos y se potencia que los usuarios les den visibilidad en Facebook. Sin embargo, no deja de ser un arma de doble filo: muchos usuarios no quieren mezclar actividad personal en la red social con la de otros sitios o ni siquiera quieren tener una cuenta en Facebook. Seguir la senda de «sólo Facebook» supondría empujarles a cambiar de criterio o darlos por perdido en cuanto a su actividad en el sitio… todo ello sin perder de vista de que los usuarios de Facebook son siempre más de Facebook que del sitio que integra sus tecnologías.

Los comentarios están cerrados.