Expression, Microsoft a por Adobe

Cuando Adobe compró Macromedia se configuraba un «monstruo» de las herramientas de desarrollo para la web y el tratamiendo de imágenes: quedaban integradas en una compañía Fireworks y PhotoShop, y también Dreamweaver y Adobe Go Live. Una situación rozando el monopolio si no es por la existencia de otras herramientas menos potentes y de los proyectos de software libre Gimp y Nvu.

Sin embargo el dominio de Adobe en la empresa es colosal y que venga una alternativa (sea de quien sea) siempre es una buena noticia: competencia que hará mejorar los productos y se reflejará en los precios. Y el nuevo candidato es Microsoft Expression, suite que ha presentado la empresa de Gates (página oficial) y que consta de tres aplicaciones: Acrylic Graphic Designer (ya hablamos de ella en Acrylic a por Photoshop, se presenta como una herramienta de diseño tanto para gráficos vectoriales como basados en píxeles), Sparkle Interactive Designer (ya hablamos de este proyecto en Sparkle la alternativa de Microsoft a Flash, y como en ella se comenta es una tecnología rival a Flash a la que aventaja en algunas cosas, por ejemplo en soporte de 3D) y Quartz Web Designer, lo que parece por fin una herramienta de desarrollo web decente para jubilar a FrontPage. Por supuesto se han cuidado mucho de que Microsoft Expression se integre a las mil maravillas con la plataforma de desarrollo «.Net»: cada elemento de interfaz creado con Sparkle es un objeto en «.net» y esto, si has trabajado como desarrollador de aplicaciones con diseñadores, es una ventaja muy interesante.

La competencia es algo muy saludable, y por eso pienso que esta es una buena noticia. El lado oscuro comienza cuando se analiza la alternativa que es Microsoft Expression y se intuye un continuose de las prácticas de siempre de esta empresa: Sparkle no usará el formato Flash (obviamente) sino que apostará por Microsoft Extensible Application Markup Language (XAML), lenguaje basado en XML made in Microsoft que por muy gratuito que sea su uso no deja de estar en manos de la compañía del Windows. Lo que está en juego es sí en las aplicaciones del futuro se van a desarrollar con estándares abiertos (XUL, SVG), y es que aunque la tendencia en la web 2.0 es el uso de estándares abiertos que faciliten la multiplataforma y donde todos los actores parten en igualdad de condiciones, Microsoft sigue anclada en reducir el universo digital a Windows y sus satélites. Por una vez que uno iba a alegrarse de verdad por ver en el mercado un nuevo producto suyo…

Los comentarios están cerrados.