En lo que deben centrarse las telecos

Movistar Fusion

Hace unos días se anunciaba el cierre del servicio de Jajah por parte de Telefónica, algo que no ha dejado de levantar polémica toda vez que pagó 200 millones de dólares por él hace cuatro años.

En Giga Om ofrecen una visión balanceada de la compra y el cierre: desaparece el servicio pero el valor que aportó Jajah a Telefónica está diluido en otros muchos productos y servicios.

Es sin embargo al final donde Om centra el debate que llevamos teniendo hace un montón de años y se moja:

Mi punto de vista (y llevo diciéndolo desde hace mucho tiempo) es que todas las telecos deberían dejar de tontear con aplicaciones y centrarse claramente en la infraestructura de backend, la facturación y las redes. Dejar que la gente inventa las aplicaciones conduzca a un mayor uso de la red, que a su vez les permitiría vender «tuberías» más rápidas – y ganar más dinero.

No comparto la conclusión final de Om. No porque piense que las telecos no deban dedicarse a ser buenas telecos, sino porque en ese modelo de «tubería eficiente» dudo que implique «ganar más dinero». Ese es un negocio de infraestructura, de «commodity» y de mucha escala y márgenes bajos mientras ven como la cadena de valor se desplaza hacia el «over the top».

No digo que las telecos – Telefónica sin ir más lejos – no acabe así, pero si lo hace será por la fuerza del mercado (una y otra vez las telecos se estrellan con servicios y aplicaciones) y no tanto porque sea lo que realmente más les conviene.

Relacionado: Tu Go, cuando la teleco aprovecha su valor en el “over the top”

2 comentarios en “En lo que deben centrarse las telecos

  1. Las operadores como «cañerías» serían un negocio como dices de muy poco margen, una tubería, competencia, y con la obligación de abrirla a los MVNOs. Por tanto los operadores deben ser «transporte» y deben ser «servicios» el problema es que «el reloj ya no es suyo para marcar cuando toca un nuevo servicio», sino que la batuta la llevan desde fuera innovando en «servicios de comunicaciones» desde gigantes como Apple (Facetime, iMessage), Google (Hangouts, etc) hasta startups como Whatsapp.

    El reto es saber apoyarse en start-up’s para crear nuevos servicios o replantear el alcance de nuevos servicios (disclaimer, trabajo en tecnología para mensajería RCS). El problema es que apoyarse en start-up’s no debe ser pedir trials gratuitos interminables, ni pagar una décima parte de los costes y además a 180 días. Dejar morir al talento que puede ayudar a las telcos es como beber cicuta la propia telco, ya que es un bien escaso, ya que la mayor parte del talento va «por fuera del operador» y se convierte en competidor.

    No entro en discutir si la mejor opción es invertir (que estaría bien), comprar empresas o simplemente comprar productos y servicios de forma justa y dar oportunidades al ecosistema que crea productos. Lo que está claro es que de los grandes presupuestos de las telcos dedicados al bodyshopping / outsourcing no están saliendo servicios con los que competir con «nuevos proveedores de servicios».

    El reto es ver cómo se adaptan y aprenden a competir en un terreno donde las reglas y los tiempos ya no son marcados por un oligopolio de telcos.

  2. En el debate interno sostenido en Telefonica, dicen algunos generalmente bien informados, se descartó ser un proveedor de tuberías por las razones enunciadas y se decidió que era mejor intentar ser otra cosa. De ahí iniciativas como Wayra, Eleven Paths, FIrefoxOS, ser proveedor tecnológico para el mercado de educación, el de salud…. El empeño está puesto: la cuestión es cómo saldrá todo eso. Veo síntomas contrapuestos.

Los comentarios están cerrados.