En la era post PC Microsoft tiene menos amigos: HP y Dell no, Asus y MSI, tal vez

Dell Streak

Antes de ponernos apocalípticos, sería importante matizar que por era «post Pc» no nos referimos a la muerte del ordenador personal ni mucho menos, pero sí a que la «pila» sobre el mundo móvil empieza a ser más y mejor negocio que la que hay sobre la plataforma que ha dominado Microsoft las últimas décadas. Y en esta etapa es interesante observar como se están posicionando los grandes fabricantes y como la empresa de Redmond no es que este mal colocada, es que si Windows Phone Series 7 no les funciona han podido perder el tren por mucho, mucho tiempo en los teléfono móviles.

Les quedaba un cartucho en el nuevo mercado aparecido con la resurrección de los tablets, que sus aliados de siempre introdujeran en el mercado dispositivos con Windows 7 como sistema operativo, conforme a las alianzas que siempre han establecido: el hardware para otros, pero el nivel de la pila del ordenador personal que más dinero ha generado – el sistema operativo – para Microsoft. El problema para Ballmer y compañía es que dos de sus aliados tradicionales como son Dell y HP no parecen que los quieran de compañeros de viaje. O no al menos con los productos que tiene Microsoft hoy por hoy en el mercado.

El caso más sangrante es HP, que decidió comprarse Palm en lugar de optar por Windows o Android para regresar al mercado de la movilidad. Esto va a tener implicaciones desde el momento en que la apuesta es por WebOS, un sistema muy bien resuelto al que le faltaba masa crítica para tener alguna posibilidad en el mar de plataformas móviles disponibles, empezando por su primer tablet de esta etapa que se había anunciado como un dispositivo con Windows y que, al menos, tendrá también WebOS. No parece probable que HP vuelva a soluciones Microsoft en el mundo móvil a corto plazo.

Dell de momento ha comenzado con un extraño dispositivo llamado Dell Streak, que sobre el papel tiene los inconvenientes de un móvil y de un tablet a la vez (no cabe en un bolsillo, pero tampoco ofrece una experiencia mucho mejor que un smartphone). Lo interesante del caso es su apuesta por Android, otra fuga de los aliados de Microsoft, esta vez a quien está ocupando el rol de los dispositivos móviles.

¿Qué le queda a Microsoft en este 2010? Al margen de los móviles que salgan a final de año con la nueva versión de Windows Mobile, tenemos a MSI y Asus con tablets que sí vienen gobernadas por Windows 7. Asus EEE Pad y MSI WinPad 100 acaban de ser anunciadas, apostando por sistema Microsoft con la salvedad de que la de MSI también tendrá una versión con Android. Su apuesta es que el mismo sistema pensado para un ordenador personal vale para un tablet, algo que toda la historia de los tablets lleva años intentando desmentir. Asus y MSI son dos de los principales motores del fenómeno del ultraportátil, ahora un tanto ensombrecido por el «hype» en torno al iPad, pero ni sa apuesta parece definitiva por Windows 7 ni Microsoft ha conseguido mantener el ecosistema del ordenador personal. En la era post PC, otros actores llevan años de delantera y si alguien amenaza con ocupar una posición dominante no es desde luego Microsoft.

Los comentarios están cerrados.