El software libre frente a SenderId

Hay que reconocer a Microsoft como uno de los agentes que con más fuerza se enfrenta al spam. En la mayoría de las ocasiones la hemos visto actuar a su estilo, es decir en los juzgados, pero de un tiempo a esta parte ha centrado sus esfuerzos en desarrollar mejoras tecnológicas en la lucha frente al correo no deseado. Así, trabaja en un mecanismo basado en listas blancas para Hotmail y comenzó a plantear su CallerId como estándar en los servidores de correo. Para esta aventura consiguió un socio de lujo, Sendmail, desarrolladora del software que funciona en la mayoría de los servidores de correo actuales, existiendo versiones comerciales y libres de SendMail. De cara a asegurarse la aceptación como estándar, Microsoft negoció la convergencia de Caller Id con SPF de Pobox, propuesta anterior, dando lugar a Sender Id, actual objeto de discordia.

Para entender la dimensión de la polémica hay que tener en cuenta le importancia del software libre en el lado del servidor. Productos como Sendmail o Apache son líderes en sus sectores y la adopción de un estándar para erradicar el spam necesariamente habría de pasar por su implementación por parte de estos grupos. Pero el tema es que Microsoft ha patentado Sender Id. Eso sí, garantiza que no exije ni exigirá contraprestaciones económicas para licenciar Sender Id. Desde el punto de vista de la empresa de Redmon han hecho dos concesiones: han ofrecido su producto como estándar y le han aplicado una licencia por la que se garantiza que nunca podrán exigir dinero por licenciarla. Pero la patente es suya.

Y es en este punto donde empiezan los problemas. Como cuentan en eWeek, Sendmail ya ha realizado una primera implementación de [b»>Sender Id[/b»>, pero sin solicitar licencia a Microsoft, sino bajo licencia Sendmail Open source licence. En cambio, la ASF (Apache Software Foundation), ha rechazado que ninguno de sus proyectos implemente Sender ID, incluyendo con ello al cada vez más popular software antispam, SpamAssassin. La razón la encontramos en voces como la de Stallman, vía Newsforge, que señala la incompatibilidad de la licencia de SenderId con la GPL, con lo que no podría haber implementaciones libres de SenderId.

El movimiento de Microsoft no puede entenderse como desinteresado o neutro, sino como un nuevo intento para competir con el software libre acercándolo a su terreno. Mucho hemos hablado sobre las las patentes software, su efecto contra el software libre y el potencial uso que podría hacer Microsoft con ellas. No obstante, aunque la FSF se ve con malos ojos el movimiento, desde sus vecinos de la Open Source resaltan, en palabras de su presidente Eric Raymond, que las concesiones de Microsoft son una victoria.

Ahora pueden suceder tres cosas: SenderId se queda en el camino, es adoptado incluso por proyectos de software libre como Sendmail como un plugin no libre o Microsoft lo libera. De momento nos encontramo en un callejón sin salida. Un cruce de caminos tanto para Microsoft y sus esfuerzos para competir con el software libre, como para las comunidades del software libre y del open source ¿divide y vencerás? y del interés de Sendmail por continuar en la cabeza de su mercado.