El ocaso del reproductor MP3. Tendencia 2009

La era dorada del reproductor MP3 portátil ha pasado ya. iPod seguirá siendo un icono generacional, pero hasta la misma Apple ha dado el paso de evolucionar el producto – iPod Touch y iPhone – hacia un dispositivo multipropósito. Teléfono, navegador web, aplicaciones, juegos… y todo ello sin que los «iPod-adictos» hayan acusado la pérdida de experiencia a la hora de escuchar música. De hecho el punto de inflexión para Apple no se produjo con su lanzamiento, sino con la AppStore, mostrando como podían tener muchos más ingresos que si mantuviesen sólo la faceta de reproductor de música portátil.

Quien más lleva navegando en esa dirección ha sido Nokia, empujando todo lo que ha podido la música en el teléfono móvil e intentando ampliar su línea de negocio con su Comes with music. Creative hace tiempo que se replegó y hasta hace accesorios para iPod, mientras Sony continúa con su línea y el más perdido parece Microsoft con Zune: no sólo se quedan sólos con una plataforma cerrada con DRM, sino que además sufren fallos y siguen muy por detrás con un dispositivo especializado. Ballmer ya ha apuntado a su jubilación como recoge Ft, hablando que son tiempos para dispositivos de propósito general.

Claro que quedan y quedarán quienes prefieran su reproductor MP3 y que no es un mercado que vaya a desaparecer de la noche a la mañana. Hay mucho teléfono que, o no tiene capacidad para usarlo como tal o la experiencia es tan mala que hasta da pereza cargar música e intentar reproducirlo. Pero la tendencia es clara, llevaremos menos cacharros encima.

Los comentarios están cerrados.