El futuro de las ciudades con el coche autónomo

Coche autónomo de Google

En Bits del NYT:

Esa ciudad del futuro podría tener calles más estrechas debido a que las plazas de aparcamiento ya no serían necesarias. Y el aire sería más limpio porque la gente conducirá menos. Según la Administración Nacional de Seguridad Vial, el 30 por ciento de la conducción en los distritos de negocios se gasta en la búsqueda de un lugar de estacionamiento y la agencia estima que casi mil millones de kilómetros de conducción se pierde de esa manera todos los años.

Si mi coche se conduce sólo me puede llevar a un punto de la ciudad, irse a buscar un sitio donde esperarme que no tiene por qué estar necesariamente al lado y volver a buscarme cuando se lo pida.

Hace tiempo hablamos de ello en Coche autónomo y debates éticos

2 comentarios en “El futuro de las ciudades con el coche autónomo

  1. Pero es que no solo eso…
    Imagina también por ejemplo, que si los coches pueden comunicarse entre si se podría ajustar el momento de incorporación al tráfico y la velocidad individual de los vehículos para que el flujo rodado fuera lo más eficiente posible, sin «trompicones» ni atascos innecesarios…
    Además de como apuntas, la gestión del aparcamiento sería también mucho más eficiente.
    Y ya de paso por imaginar, mientras tenemos al coche «en espera» lo podríamos enganchar a una central para recargar las baterías eléctricas por medio de energía solar…
    Sin duda si todo esto prospera (que tiene toda la pinta) revolucionará el transporte por tierra de manera impresionante.
    Por cierto…¿nadie ha pensado en aplicar esta conducción automática a los trenes? Porque se me ocurre que los trayectos son mucho más predecibles (al fin y al cabo el trayecto se adapta a los railes y punto) y supongo que teóricamente es más fácil «educar» a un tren para que vaya solo que un coche.

    En fin, tema que particularmente me parece apasionante, y veo que a ti también.

    Saludos.

  2. Quizás el auto ni siquiera debería esperarme, podría ser usado mientras tanto como «taxi autónomo» para llevar a otras personas a sus trabajos y, con la agenda sincronizada, saber cuando tiene que pasarme a buscar a mi.

Los comentarios están cerrados.