El debate sobre el futuro del ordenador personal

Tenía pendiente compartir por aquí el vídeo del debate de sobre el futuro del ordenador personal que tuvimos en los premios Xataka. Aunque es largo, merece darle una oportunidad porque hay puntos muy buenos por parte de los que formaron parte de la mesa.

Un comentario en “El debate sobre el futuro del ordenador personal

  1. Solo un par de conceptos…

    Me parece que se van a ver muchos Ultrabooks con el añadido de la pantalla táctil. A todo el mundo le gusta tener algo que ocupe y pese poco, y que permita trabajar de la forma más normal posible. Como han comentado, el trabajo en el que se produce texto o se emiten e-mails, va a seguir requiriendo de la presencia de teclado.

    Para mi uso personal, por un lado me apetece un portátil con características, delgadez y potencia de un ultrabook, pero con pantalla grande (me hago viejo y no me apetece forzar la vista), pero por otro lado, me he enamorado locamente de ese «bicho» de Asus llamado Taichi. Máquina perfecta: Un Taichi de 17″ de pantalla (Full HD 1080p y táctil, of course). Me conformo con un HP Espectre con pantallón como alternativa. Creo que Win 8 requiere y se disfruta más con pantalla táctil.

    Para los operadores Teleco. Me hace gracia que hablen de ofrecer muchos servicios y mucha conectividad, pero que la tarifiquen por Mb’s o por Gb’s. ¿de que carajo sirve poder acceder a contenidos si no puedes verlos porque si se te va la mano acabas pagando un pastón a final de mes? Basta de planes, bonos, y demás cuentos chinos. Tarifa Plana real, sin limite de descarga de datos a alta velocidad. Del precio, pues ya hablaremos, pero el primer paso lo tienen que dar ellos eliminando las restricciones de tráfico. Los precios de Vodafone por los datos son símplemente obscenos.

    Como recuerdo a todos los actores de esta obra en general, estamos en crisis. Yo iría ajustando precios si quieren motivar a la gente a gastarse la poca pasta que sobra después de pagar la hipoteca, la comida, el cole de los niños… ya sabeis de lo que hablo, ¿verdad?

Los comentarios están cerrados.