Economía de la atención y Google Content Network

Padre Made in USA

Un ejemplo de lo que supone aceptar la lógica de la economía de la atención, en lugar de perseguir a quienes cuelgan tus contenidos en sus webs, llegar a un acuerdo con ellos para que se lleven parte de los ingresos publicitarios. El acuerdo es entre Seth MacFarlane (creador de «Padre de familia» o «Padre made in USA») y Google. El primero va a crear una nueva serie de animación («Seth MacFarlane’s Cavalcade of Cartoon Comedy») que se emitirá únicamente a través de internet con AdSense en lo que han llamado el Google Content Network.

Este movimiento pone de relieve dos factores; por un lado tenemos el potencial de Google para distribuir contenidos, por otro que en una economía de la atención lo más inteligente no es perseguir a quienes quieren distribuir tu contenido, sino plantear una fórmula para que lo hagan y todo el mundo salga ganando. En este caso, hace dinero el creador, Google como intermediario y también el dueño de la web en que se muestra, en compensación a su labor de distribuidor del mismo. Por cierto, apuntan al uso de pre-roll.

Sin embargo, hay elementos en la propuesta que me generan fuertes dudas sobre su éxito. Me gusta mucho más la idea de que aplicar la misma fórmula a los vídeos de Youtube que pensar en AdSense para distribuir contenido. Creo que influirá mucho en su éxito la colocación y la forma de ofrecer el vídeo al lector: si observamos como se suele distribuir el contenido en la web, son personas las que eligen añadirlo a la oferta que hacen a sus visitantes, más que sean las empresas las que lo empujan a las zonas publicitarias con AdSense. En lo primero hay un factor de persuasión («mira este vídeo que te recomiendo»), en lo segundo, no («publicidad que aparece automáticamente»). Sin más detalles de como será finalmente la experiencia de este Google Content Network, es difícil atreverse a valorar cuan de exitoso puede ser. Por cierto, hace años ya hicieron algo similar con vídeos de la MTV y no volvimos a escuchar demasiado del invento.

Más información en NYT y Paid Content.

Los comentarios están cerrados.