East Fork, Intel, DRM y Linux

LinuxEast Fork es el nombre de la plataforma con la que Intel quiere repetir el éxito de Centrino en los portátiles y que verá la luz a lo largo del 2006. Estará centrada en su micro Pentium D (aunque los últimos rumores apuntan a que aparecerá con Pentium 4 dual core) y en los chipsets 955X y 945G. Hasta ahí no habría nada que reprocharle a Intel, pero lo «interesante» del tema ha sido desvelado en un artículo de The Inquirer que ha tenido un sorprendente escaso eco en la internet en castellano.

En este artículo se desvela el aspecto más polémico de esta plataforma East Fork y que no es otro que el Secure Premium Content Module (SPCM). El SPCM ofrecerá soporte hardware para la implantación de soluciones DRM, soportando de entrada la tecnología DRM de Microsoft. ¿A qué nos llevaría esto? El proveedor de contenidos establece limitaciones al uso de los mismos mediante tecnología de administración de derechos digitales (si se puede grabar en compacto, si se puede copiar, si se puede acceder, cuantas veces…) tanto a películas como música, páginas web, etcétera… y el sistema operativo se aseguraría de aplicarlos con ayuda de los micros de Intel.

Es un nuevo paso de este fabricante de micros tras su apuesta por DTCP-IP, tecnología que hará posible que el DRM sea soportado desde la capa física (véase BP).

El asunto, al margen de que el artículo de The Inquirer sea muy alarmista, es para preocuparse. El escenario que se pretende dibujar es uno en el que cada reproducción de contenidos haya sido concedida por las compañías distribuidoras, obviando tanto las legítimas copias privadas como los sistemas operativos (léase Linux) que no licencien tecnologías DRM propietarias como la de Microsoft. Lo cuál, de forma ideal para Microsoft, equivale a dejarle fuera del mercado de los conteidos y por tanto de los sistemas operativos para el escritorio.

Para las discográficas y estudios de cine es el comienzo de un mundo en que todo cacharro multimedia venga equipado con tecnología DRM que garantice que cada contenido reproducido venga con permiso para hacerlo ¿Alguien habla de censura previa?

¿Solución? Que nadie compre East Fork, claro.

Los comentarios están cerrados.