Dunbar y los límites de la amistad en las redes sociales

Path

Muy buena pieza en New Yorker con una explicación del origen del número de Dunbar – o de forma más precisa, la serie de números de Dunbar – y ese 150 como referencia del números de amigos / relaciones cercanas que somos capaces de mantener. Al hilo de lo que permiten Facebook y otros servicios de redes sociales:

cuando los investigadores trataron de determinar si las redes virtuales aumentan nuestros lazos fuertes, así como nuestros los débiles, encontraron que, por ahora, el número Dunbar de referencia, ciento cincuenta, se ha mantenido constante

Con los medios sociales, podemos seguir el ritmo de la vida y los intereses de más de ciento cincuenta personas. Pero sin invertir el tiempo cara a cara, carecemos de conexiones más profundas con ellos, y el tiempo que invertimos en relaciones superficiales se produce a expensas de los más profundas.

Podemos ampliar nuestra red hasta dos, tres, o cuatro centenares de personas que vemos como amigos, no sólo conocidos, pero mantener una amistad real requiere recursos. «La cantidad de capital social que un individuo tiene es bastante fija», afirma el propio Dunbar

Un tema fascinante y, en esta pieza, con una mirada más inteligente que los tópicos alrededor de redes sociales (aunque confirme alguno de ellos). Merece, mucho, la pena leer la pieza entera y, en mi caso, reflexionar sobre la tesis fundamental: siendo el «capital social» de cada individuo fijo, invertir en muchas relaciones en redes implica el riesgo de deteriorar las de amistad fuerte e íntima.

Relacionado: Cuando la limitación tecnológica es virtud o por qué a veces menos es más