Dominios de primer nivel a la carta

Mucho va a dar que hablar lo aprobado por el ICANN, organizaciones y empresas podrán registrar dominios de primer nivel a la carta. Estos TLD o (Top Level Domain names) hasta ahora han sido creados con cuentagotas, de hecho era noticia la aprobación de los dominios .mobi y mucho se discutió si era necesario crear los dominios .xxx para el porno. Tal como explica la Bbc, las marcas podrán conseguir su dominio de primer nivel (por ejemplo, “.postresmontero”, con lo que podrán tener luego sus dominios del tipo “flanes.postresmontero”), pero también los particulares podrán registrar su nombre (aunque costarán un ojo de la cara, desde 100.000 dólares se comenta, y habrá que demostrar infraestructura técnica para administrarlo). Además, habrá dominios de primer nivel en árabe o cirílico.

El movimiento supone una respuesta al negocio alrededor de la escasez de dominios y lo hace de una forma contraproducente, ciertamente abrir un nuevo dominio de primer nivel no la evitaría (para crear una marca en la web no te puedes conformar – en mi opinión – con tener sólo uno de los dominios importantes – en España, “.es”, “.com” y “.net” – y aunque se proteja a las marcas ya establecidas, pensemos en crear un nuevo proyecto), pero no estoy para nada convencido de que este movimiento sea una solución. También hay que tener en cuenta que esto parece una salida para quienes ya tienen marcas creadas, pero los que empiezan un proyecto web desde cero tendrán que plantearse si tiene sentido salir con “pagina.mimarca” pero sin “mimarca.com”. Complicado, para el usuario común de entrada puede ser bastante confuso.

Es más, no creo que los “.com” vayan a perder su valor a corto plazo. La asociación de página web con ese dominio de primer nivel está muy interiorizada para la mayoría de los internautas. Creo que no es la ayuda a que cuando vas a empezar un proyecto no tengas que pasar noches de insomnio porque cientos de nombres que te cuadran están registrados y aparcados, pero espero de veras estar equivocado.

Los comentarios están cerrados.