El modo en que leemos en digital (que de entrada, es mucho más)

Me he sentido muy identificado con el artículo del NYT «The way we read now«, por dos motivos. Uno es la visión general sobre el impacto en la lectura de su digitalización apuntando a que supone leer más porque está al alcance en cada momento; el otro son tres frases en las que creo que su autor está especialmente inspirado a la hora de reflejar los cambios de hábitos e ideas que teníamos sobre el libro y la lectura:

El smartphone ha sido claramente el mejor de los últimos regalos de la tecnología para la alfabetización. Llevar uno elimina uno de mis mayores temores: quedar atrapado en alguna parte – un tren, un baño – sin nada que leer

Siempre ha sido más atractiva y excitante una chica con un clásico de Penguin que una con tatuaje de un dragón. Con los libros electrónicos, no tienes idea de lo que está leyendo. Esto es una pérdida incalculable, no sólo para los amores fugaces, sino para la civilización.

Como los libros electrónicos no tienen tapas, los adolescentes pueden encontrar más fácil leer los libros que sus padres quieren censurar… éstos pensarán que están jugando a Angry Birds

Merece la pena echar un vistazo al artículo, escrito desde cierto escepticismo vencido hacia el libro electrónico. Hace tiempo servidor hizo un intento similar hablando de Los detectives salvajes en el kindle.

Los comentarios están cerrados.