El debate de la privacidad en internet. Tendencia 2008

Si en 2007 hemos hablado un montón de privacidad en internet, todo apunta a que en 2008 va a ser uno de los temas clave a la hora de afrontar muchos de lo servicios y estrategias publicitarias. Desde estar siempre localizados, hasta la publicidad personalizada pasando por las redes que quieren saberlo todo ti y sin olvidarnos de Google como gran acaparador de datos del usuario (Gmail, historial de búsquedas, Google Desktop,…)

Pero en el tema de la privacidad en internet creo que es necesario hacer una división de los usuarios. Una minoría muy activa en blogs y sitios tipo Slashdot realmente preocupada por ella, que vigila a cada nuevo servicio y utiliza Tor para nevegar, frente a una inmensa mayoría a la que la privacidad les importa un pimiento. Y lo cierto es que los defensores a ultranza de la privacidad han visto como la población ha ido adoptando desde las tarjetas de crédito hasta los programas de fidelización, mientras los gobiernos cada vez apuestan más por la videovigilancia. Además, una nueva generación crece acostumbrada a poner un buen montón de información personal en la web, acostumbrada al hecho de que sea fácilmente localizable: fotos en flickr, vivencias en blogs/twitters, opiniones en foros, vídeos, viajes, canciones…

Claro que es erróneo plantear el debate en términos simplistas de «privacidad sí o no». Por un lado el dar datos personales se hace a cambio de servicios personalizados: cuando Amazon me reconoce me da buenas recomendaciones, mi historial de búsqueda y favoritos sirve para adaptar los resultados a mis intereses. La privacidad bien entendida es el derecho del individuo a mantener en secreto sus datos personales, a darlos, rectificarlos y eliminarlos, no la obligación de que no se pueda armar nada en internet basándose en información personal que el usuario ha entregado gustoso. Las líneas rojas deberían trazarse en que éste mantenga el control sobre la misma y sepa para qué para qué se va a utilizar.

En cualquier caso, la privacidad en internet va a ser uno de los temas del año. Por mucho que las nuevas generaciones estén muy dispuestas a compartir hasta su localización en cualquier momento, es previsible y hasta deseable que las señales de alarma se disparen con la llegada de asuntos que superen Facebook Beacon, el problema de AOL o cualquiera del resto de problemas relacionados con la privacidad de este año.

Los comentarios están cerrados.